Conseguir un préstamo fiable
¿Cómo conseguir un préstamo fiable?

Las prisas son malas consejeras. Y cuando hablamos de dinero, una de nuestras necesidades vitales, podemos acabar contratando un crédito en la primera página web que nos ofrezca dinero al instante. Pero, ¿Cómo conseguir un préstamo fiable si lo queremos ya o los bancos nos lo deniegan? Te explicamos cómo.

Tabla de Contenidos

¿Qué consideramos un crédito fiable?

Para empezar tienes que saber qué estás buscando. Y cuando hablamos de un crédito fiable, podemos referirnos tanto a una empresa fiable y legal, que realmente esté concediendo créditos y no nos intenten hacer phshing u otro tipo de estafas, o bien un producto financiero que no esconda comisiones ocultas. Recuerda que abusos financieros del pasado, como las cláusulas suelo, fueron cometidas por entidades conocidas y respetadas.

Y es que, por un lado, el auge de internet ha hecho que muchos hackers aprovechen para hacerse pasar por entidades de crédito, cuando lo único que buscan son nuestros datos personales para luego hacernos chantaje o suplantar nuestra personalidad.

Desconfía de un portal de créditos si:

  • No te suena su nombre. Si bien cada día surgen nuevas Fintech con las mejores intenciones, lo menos que puedes hacer si una financiera que no te suena te ofrece un crédito, es buscar opiniones acerca de ella.
  • Parece ser una entidad fiable pero te contacta sin haberlo solicitado. Muchos hackers envían correos a nombre de empresas populares. Si recibes una oferta sospechosa por correo, SMS, llamadas telefónicas o redes sociales, verifica siempre en la web oficial que estás siendo contactado por la entidad real.
  • No existen datos de contacto. Toda empresa respetable ha de tener al menos una vía de contacto, y datos necesarios para que confirmemos su existencia real, como su dirección postal o NIF.
  • Me solicitan adelantar dinero o dar datos extraños. Una financiera puede solicitarte datos personales relevantes para tomar una decisión, como tu Estado Civil o salario. Preguntas sobre afiliación política, vida personal o detalles sensibles que podrían ser usados para chantaje no tienen cabida. Tampoco des tus contraseñas ni datos de acceso; sólo si te estás conectando a tu Banca Online. Además, ningún prestamista debería pedir dinero por adelantado.

Si notas cualquiera de estos casos, te recomendamos que evites dicha financiera. Especialmente si la oferta es demasiado increíble o su publicidad es muy agresiva e insistente. Mejor perder una buena oferta a ser víctima de una estafa.

Nunca adelantes dinero para solicitar un crédito. Es muy probable que se trate de una estafa.

Cómo identificar los créditos no fiables

Una vez te hayas cerciorado de que has elegido una financiera legal, regulada por el Banco Europeo y que realmente ofrece préstamos, no cantes victoria. No es lo mismo una financiera legal que una financiera fiable. Y es que hay varios trucos sucios, pero legales, que muchas financieras aplican.

Las financieras no son hermanas de la caridad. Ofrecen un servicio, el adelanto de dinero, a cambio de un precio en intereses. Pero, por supuesto, hay diferentes maneras en las que un usuario puede sentirse satisfecho al usar una página web de préstamos y contento de desembolsar el coste en intereses, a otras cuyo fin es más atraer a imprudentes o enriquecerse con la deuda de otros.

Te presentamos una lista de prácticas típicas de créditos no fiables.

  • Presenta el TIN en vez de la TAE. La TAE es el índice anual total que pagaremos por nuestro crédito. Incluye todas las comisiones relacionadas con el crédito, por lo que es el índice más fiable. El TIN sólo incluye una parte del mismo, por lo que siempre será más bajo. Si sólo ofertan el TIN, significa que su TAE es mucho mayor, lo cual es una práctica opaca y, si nunca muestran la TAE, ilegal.
  • Comisiones y gastos extra ocultos. Aunque la TAE incluye todas las comisiones asociadas al préstamo, como la comisión de apertura o de estudio, existen otros gastos extra que pueden ser omitidos, como la obligación de contratar un seguro. Confirma siempre que no te intenten «colar» ningún gasto adicional.
  • Cobran suscripción por sus servicios. Algunos brókers de préstamos ofrecen sus servicios cobrando una suscripción mensual. Aunque es perfectamente legal, los brókers de crédito cobran comisiones a las financieras por usuario, y muchas veces no son del todo claras acerca del coste de sus servicios. Evita ese tipo de brókers, ya que existe una gran variedad de sitios web que ofrecen el mismo servicio de manera gratuita, como Financar24.
  • La información está escondida. Como sucede con el dato anterior con el coste de la suscripción, muchas financieras hacen lo imposible por cumplir sus obligaciones legales pero intentando que el usuario no llegue a leer las condiciones. Por ejemplo, la venta de tus datos personales. Te recordamos que en Financiar24 no vendemos tus datos.
  • Condiciones de pago confusas. El crédito ideal es aquel que puedes devolver. Las financieras que apliquen costes por mora desorbitados y que pongan trabas a la devolución del préstamo son las que están interesadas en que no seas capaz de devolverlo para hacer negocio con tu impago. Una financiera seria te pondrá todas las facilidades del mundo para amortizar y pagar las cuotas.

Como ves, no basta contratar un préstamo en una financiera legal, o incluso conocida, para recibir un crédito fiable. Presta siempre atención a las condiciones de tu oferta antes de aceptar.

Aunque accedas a una financiera legal y segura, éstas pueden no ser todo lo transparentes que deberían y ocultar datos como la TAE real.

¿Es este sitio web de confianza?

Como indicamos en el primer apartado, el phishing, robo de datos o suplantación de identidad online está cada vez más en auge, tanto por la democratización de internet como debido a los confinamientos del año pasado. Y es que los ciberdelitos aumentaron un 32% en el pasado 2020.

Por ello, queremos insistir en darte consejos para no acabar dando tus datos bancarios a un desconocido, centrándonos ahora en las páginas webs de confianza y en las que no lo son.

  • Comprueba bien la URL en tu navegador. Si has accedido a una financiera a través de un link, comprueba la URL de tu navegador. Por ejemplo, si estás pidiendo un crédito en en Banco Santander, comprueba que es la URL correcta (www.bancosantander.es), y no un sucedáneo (santander.online, santander.banco.org…). Esta táctica consiste en copiar exactamente una web de confianza en un dominio diferente. Comprueba que se trata de una conexión segura SSL (Secure Socket Layer) y preferiblemente que empiece por HTTPS en vez de HTTP.
  • Evita links enviados por correo o redes sociales. Enviar correos spam con enlaces a diferentes páginas webs de empresas de confianza es la táctica de phishing más común, así como por Facebook, Whatsapp e incluso portales como Milanuncios o foros de internet. Incluso si es enviado desde el correo o red social de un conocido, desconfía, ya que esta persona puede haber sido una víctima anterior de la estafa, razón por la que el hacker te envía un correo desde la cuenta hackeada.
  • Comprueba que se trata de una conexión segura. Por suerte los navegadores suelen estar actualizados para informamos de cuándo entramos en un sitio potencialmente peligroso.
  • La Banca Online, siempre con la URL de tu banco. Una de las razones que más preocupan a nuestros usuarios es cuando se les pide ingresar en su Banca Online a través de Instantor, Tink u otros servicios. Al hacer esto, no estamos dándoles nuestros datos a la entidad financiera, si no que nos verificamos en el sitio de nuestro Banco para demostrar que somos los titulares. Piensa que es como pagar con tarjeta e introducir el PIN; es el banco quien te lo solicita, no el comercio. No obstante, asegúrate de que al verificar tu Banca Online, la URL es la de tu banco, y la ventana e interfaz es exactamente la misma que cuando ingresas en la web de tu entidad bancaria.
  • Busca opiniones en internet que sean realistas. Los sitios de valoraciones como TrustPilot o TripAdvisor permiten a los usuarios puntuar diferentes sitios y establecimientos de manera fácil. Acude a dichos sitios, pero siendo conscientes de que los consumidores, como norma, tendemos a dar nuestra opinión cuando algo malo ha sucedido. Por ello, una puntuación muy baja significa que definitivamente no es un sitio de fiar, pero también desconfía si la web no tiene ninguna crítica negativa, ya que seguramente significa que son opiniones falsas.
Asegurarte de que la URL del sitio donde pides un crédito es segura es el principal paso para evitar ser estafado.

Empresas con un pasado dudoso

Por último, te recordamos que pedir un crédito en una financiera o entidad bancaria conocida no es sinónimo de obtener un préstamo fiable. Nuestra historia reciente está llena de casos en los que la avaricia rompió el saco y, entidades consolidadas, acabaron cometiendo malas prácticas.

Esto no significa que debes desconfiar de toda entidad de crédito o financiera. Simplemente es entender que la popularidad no es sinónimo de fiabilidad y siempre, siempre, leer lo que estamos firmando. Esperamos que estos caso sonados te ayuden.

  • Cláusulas suelo. Aunque no son ilegales, sin duda las cláusulas suelo han sido un motivo de desencanto por la población, hasta el punto de que a día de hoy es posible reclamarlas. En esta práctica, empleada por bancos tan conocidos como La Caixa, Sabadell o Banco Popular (Otras como ING, Bankiner o Santander han dejado de aplicarlas), se aplicaba un interés mínimo a la hora de contratar una hipoteca, independientemente del Euríbor, por lo que el cliente siempre se vería afectado negativamente.
  • Los intereses morosos de WiZink. La antigua marca electrónica de Banco Popular, WiZink, que consiguió cambiar el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid a «WiZink Center», ha sido condenada a anular contratos de tarjetas revolving al contar con un interés de más del 27%, considerado como interés usurario por la Audiencia Provincial de Madrid, forzando al banco a reducir sus intereses por debajo del 20% TAE.
  • Rebaja de la TAE. Como indica un artículo de El País de principios de este año, desde 2018 el Banco de España ha multado a una lista de 37 entidades bancarias por falta de transparencia, siendo una rebaja de la TAE real a pagar la falta más común. La entidad más multada ha sido el Banco Santander, seguido por ING y Bankinter.

Por supuesto, estos son los casos más sonados al haber sido cometidos por grandes entidades, pero existen cientos de pequeñas plataformas que también han incurrido en este tipo de estafas, o peores.

No todas las estafas son online; los grandes casos de escándalos financieros han sido cometidos por la banca tradicional.

Preguntas y Respuestas

¿Dónde pedir un crédito fiable?

Puedes acudir a un bróker de préstamos para asegurarte de que recibes una oferta de una financiera legal, o bien dirigirte directamente a la página web del banco que te interese.

¿Qué se considera un crédito fiable?

Se trata de un préstamo que nos informa claramente del importe total a devolver, los plazos de pago, la TAE total y las condiciones de pago. Si no incluye alguno de estos datos, desconfía.

¿Cómo puedo saber si un prestamista es legal?

Puedes consultar sus datos fiscales, como dirección, razón social o NIF, para poder verificar en el Banco de España o Banco Europeo de que se trata de una entidad sujeta a su regulación.

¿Qué tan confiable es Solcredito?

Solcredito es un bróker de préstamos, por lo que no te ofrecerá créditos directamente. Tendrás que consultar el prestamista que elijas a través de su plataforma para asegurarte.