Reunifica tus deudas y ahorra dinero

En Financiar24 te ayudamos a encontrar la mejor forma de reunificar tu deuda. Con tan solo una solicitud buscaremos, entre entidades financieras de confianza, las ofertas que mejor se ajustan a tu perfil. Desde 2018 hemos ayudado a horrar a casi 1 000 000 de españoles en su reunificación de deudas.

Recibirás las ofertas de préstamo inmediatamente después de completar la solicitud. Revisa qué tipo de oferta de préstamo recibes y comienza a reunificar tus deudas hoy.

  • ✔ Pagos mensuales asequibles
  • ✔ Ofertas de préstamo rápidas
  • ✔ Solicitud gratuita sin compromiso

Gratis y sin compromiso

Selecciona el importe
Podrás tener tu primer préstamo de hasta 300€ gratis.
Plazo de Devolución
Mensualidad
211
Correo electrónico
Número de móvil

81 475 800€ concedidos el último mes

Más de 1250 préstamos aprobados al día

Ejemplo representativo:
Crédito de 5.000€. A devolver en 24 meses. Cuota mensual 362€. Sin comisión de apertura, de estudio o por cancelación anticipada. TAE 79,6%. Cantidad total a devolver 8.969,57€. TAE mínimo 8,95%
TAE mínimo 8,95% - TAE máximo 81%. Devuélvelo en un plazo desde 12 a 84 meses.
  • ✔ Tener entre 18 y 65 años
  • ✔ Ser residente en España
  • ✔ Ingreso mínimo mensual de 500€

El reagrupamiento de deudas se refiere a la unificación de todos los préstamos e hipotecas que se han adquirido en un solo préstamo. De esta manera, solo se tendrá que hacer frente a un único pago mensual, el cual será menor que la suma de todos los pagos mensuales anteriores. En otras palabras, se juntan todas las deudas para reducir considerablemente el pago de la cuota mensual, pero aumenta el período de amortización y, por lo tanto, el coste total de la operación debido a los intereses.

Existen empresas especializadas, conocidas como mediadoras, que pueden ayudarnos a gestionar el pago de nuestras deudas. Estas empresas nos permiten unificar los préstamos y las hipotecas que tengamos con diferentes entidades bancarias y con distintos tipos de interés. También es posible reunificar todas las deudas con la entidad bancaria con la que tengamos la mayor cantidad de préstamos e hipotecas pendientes.

A continuación, te vamos a mostrar el proceso de reunificación de deudas, sus costes, los beneficios de hacerlo, sus ventajas e inconvenientes, conocer los requisitos que debes cumplir para poder llevar a cabo la reunificación, así como algunas de las entidades que hoy en día ofrecen estos servicios.

Pero, empecemos por el principio.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Podemos decir que, a través de la reunificación de deudas, la situación financiera de una persona puede mejorar. Con ella, pagará una sola cuota mensual en vez de varias, lo que ayuda a mantener un control de las deudas y a evitar los retrasos en los pagos o, incluso, los impagos. Además, se puede elegir un plazo más largo para devolver el nuevo préstamo, lo que se traduce en cuotas más reducidas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al alargar el plazo, el coste total del préstamo será mayor, ya que se pagarán más intereses. En cualquier caso, la recomendación siempre es valorar cuidadosamente la opción de reunificar deudas y comparar las diferentes opciones de financiación que ofrece el mercado financiero antes de tomar una decisión.

Este proceso de análisis, aunque ventajoso, no es sencillo de llevar a cabo ante la gran oferta de productos que hay y los requisitos que han de cumplirse. Por eso, a través de esta página, te ofrecemos la información detallada sobre los aspectos importantes a tener en cuenta en este tipo de financiación, cómo adquirirla y cómo valorar si es la mejor decisión que puedes tomar para mejorar tu situación financiera.

Cómo pasar de pagar varias cuotas mensuales a una sola

El proceso de reunificación de deudas no es particularmente complejo, aunque sí requiere una evaluación exhaustiva de nuestra situación financiera por nuestra parte o parte de la empresa intermediaria. La intermediaria analizará nuestras deudas, los intereses que estamos pagando y los plazos que aún quedan por pagar, para luego, una vez que la operación haya sido aprobada, negociar con los diferentes bancos las nuevas condiciones de pago.

Una vez aprobado el nuevo préstamo de reunificación, se anularán todos nuestros préstamos e hipotecas anteriores y se consolidarán en un único producto de financiación con las condiciones de pago previamente acordadas. Este nuevo producto financiero incluirá el importe total de nuestras deudas pendientes y tendrá un tipo de interés y un plazo de amortización distintos, generalmente más amplios, con el objetivo de reducir la cuota mensual que deberá ser pagada.

¿Qué gastos lleva aparejados la reunificación de deudas?

Juntar nuestras deudas en una sola, implica una serie de gastos que conviene tener en cuenta, más allá del coste en intereses que hemos mencionado anteriormente.

Dado que la reunificación de deudas requiere la cancelación anticipada de todos nuestros préstamos anteriores, en algunos de ellos es posible que nos reclamen las comisiones por cancelación o amortización anticipada.

Además, para reunificar nuestras deudas es necesario abrir una nueva hipoteca o préstamo, lo que conlleva gastos adicionales, como la comisión de apertura, los costes de tasación del bien hipotecado, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y los honorarios, en su caso, del notario.

Finalmente, si decidimos gestionar la reunificación a través de una agencia intermediaria, esta cobrará sus propias tarifas. Aunque, si optamos por reunificar nuestras deudas a través de nuestro banco, lo normal es que no cobren comisiones por la operación de reunificación por ser ya clientes.

¿Qué requisitos hay que cumplir para reunificar deudas?

Hay varios requisitos que se han de cumplir para acceder a la reunificación de nuestras deudas. El primero de ellos es que debemos reunir todas nuestras deudas, sin excepción, bajo una única hipoteca o préstamo. No podemos elegir unas deudas y dejar otras fuera de la reunificación. Además, en el caso de las hipotecas, normalmente el importe que conceden no suele ser superior al 80% del valor del bien hipotecado, lo que ofrece una mayor seguridad para la entidad financiera.

También es importante cumplir con los requisitos normales para la concesión de cualquier hipoteca o préstamo, como tener ingresos mensuales estables y comprobables, no estar en una lista de deudores y, en la mayoría de los casos, presentar un avalista o garantía que respalde la operación.

En resumen, es importante evaluar con cuidado todos los aspectos y considerar todas las opciones antes de decidir reunificar las deudas. Es recomendable buscar asesoramiento financiero para ayudarnos a tomar una decisión informada. Además, es importante comparar las opciones disponibles en el mercado y elegir la mejor solución para nuestra situación financiera particular. La reunificación de deudas puede ser una herramienta útil para simplificar el pago de nuestras deudas y reducir la carga de gasto mensual, pero también es importante tener en cuenta los costes a largo plazo y asegurarse de que se ajusta a nuestras necesidades y objetivos financieros a largo plazo.

Tipos de reunificación de deudas

Podemos reunificar nuestras deudas de distintas formas, ya sea mediante un préstamo tradicional o un préstamo con garantía hipotecaria, ya sea con una hipoteca. A continuación, describiremos estas opciones.

Reunificación de deudas con un préstamo tradicional.

Obtener un préstamo tradicional que cumpla con las características mencionadas nos permitirá obtener el capital que necesitamos para liquidar aquellas deudas que hemos ido acumulado. De esta manera, tendremos una sola cuota mensual y un interés más bajo en el coste total de la deuda.

Es posible obtener este tipo de producto en muchas entidades financieras, pero para determinar cuál ofrece las mejores opciones, te recomendamos utilizar nuestro comparador de préstamos.

Reunificar deudas con un préstamo con garantía hipotecaria.

Cuando las deudas son elevadas, la mejor opción es acudir a los préstamos con garantía hipotecaria. Se trata de productos que te brindan la posibilidad de obtener financiación aportando tu vivienda como garantía.

Lo más común es obtener entre el 30% y el 40% del valor de tu vivienda en el mercado, importe que deberás devolver en un período de entre 15 a 20 años, con cuotas a pagar por importes más bajos que la suma de las cuotas de las deudas reunificadas. Además, este tipo de productos son ofertados por entidades no financieras, como los prestamistas privados o los intermediarios financieros.

Por último, es importante destacar que, para acceder a este tipo de financiación, es necesario que la vivienda esté libre de cargas (no debes tener una hipoteca pendiente sobre el inmueble), debes residir en España y contar con ingresos suficientes para hacer frente a las cuotas.

Reunificar préstamos con una hipoteca nueva.

También puedes solicitar una hipoteca bancaria para reunificar tus deudas, ya que suelen tener mejores condiciones que los préstamos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las entidades financieras ofrecen hipotecas con esta finalidad y si encuentras una que lo haga, es probable que se aplique un interés más elevado que el estándar. Si deseas evaluar esta opción, entra en nuestro comparador de hipotecas ahora mismo.

Ampliar la hipoteca, otra alternativa

Imagina que ya tienes una hipoteca en curso para tu vivienda, junto con otras deudas. Tienes la opción de agrupar todas tus deudas en una sola hipoteca, lo que significa aumentar el capital de la hipoteca existente. Con esto, podrás utilizar el nuevo importe ampliado para cancelar el resto de tus créditos, conservando el tipo de interés que tenías en tu hipoteca, que suelen ser más bajos que los de los préstamos tradicionales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto alargará el período de reembolso y que el banco deberá estar de acuerdo con este cambio.

Ampliar el capital de un préstamo vigente.

Otra opción es ampliar el capital de un préstamo existente, solicitando los fondos necesarios para cancelar el resto de tus deudas. De esta forma, sólo tendrás que preocuparte por pagar una sola cuota mensual por el préstamo ampliado. Sin embargo, es importante asegurarse de tener un buen historial crediticio y comparar las condiciones de la nueva financiación con las anteriores para estar seguros de que sean favorables. Además, no olvides pedir un certificado de cancelación de tus deudas anteriores.

Ventajas e inconvenientes de la reunificación de deudas

Antes de unificar tus deudas, es importante que valores las ventajas y desventajas que tiene aparejado esta acción. Aquí te presentamos algunas de ellas para que puedas evaluar todas las opciones y tomar la mejor decisión para ti.

Ventajas de reunificar préstamos.

Uno de los principales beneficios de unificar tus deudas es que, al pagar una sola cuota mensual, serás capaz de controlar mejor tus gastos familiares, ya que te enfocarás en una sola deuda financiera.

Además, es probable que la cuota resultante sea menor que la suma de las cuotas de todos tus préstamos previos, lo que significa que tu presupuesto familiar se verá aliviado.

También es posible que el interés aplicado sea menor que el de algunas de tus financiaciones anteriores, ya que hoy en día suelen ser más económicos que en el pasado. Esto ocurre especialmente en el caso de unificar deudas a través de una hipoteca, ya que los intereses de las hipotecas suelen ser más bajos que los de los préstamos personales o las tarjetas de crédito.

Inconvenientes de reunificar préstamos

Entre los aspectos menos positivos de reunificar las deudas nos encontramos con el hecho de que, para llevar a cabo la reunificación, probablemente tengas que pagar ciertas comisiones, como pudiera ser la comisión de cancelación anticipada. Además, la creación de un nuevo préstamo, si se trata de una hipoteca, tendrá unos costes asociados, como una comisión de estudio de viabilidad o la comisión de apertura.

Por otro lado, es probable que, al reunificar tus deudas para pagar una cantidad menor cada mes, tengas que prolongar el plazo de devolución. Esto significa que estarás pagando el préstamo durante más tiempo, y consecuentemente, una cantidad mayor de dinero en concepto de intereses al final de la vida del préstamo.

¿Qué pasos hay que dar para reunificar deudas?

Para obtener las mejores condiciones en la reunificación tus deudas, es esencial evaluar y comparar detalladamente las ofertas de cada entidad financiera. En Kelisto, por ejemplo, puedes hacer un seguimiento de las ofertas de diferentes bancos y elegir la que más se adapte a tus necesidades y presupuesto, con el objetivo de unificar todas tus deudas en un solo préstamo y ahorrar dinero a largo plazo.

1. Revisa tus deudas actuales y evalúa las opciones disponibles para reunificarlas.

Es fundamental que conozcas el interés y las comisiones que te están aplicando en cada préstamo y, en su caso, si tienen algún coste adicional por cancelación. Con esta información en tu poder, serás capaz de tener una visión global de todas tus deudas y podrás valorar las distintan posibilidades de reunificación de deudas que tienes a tu alcance. Es importante tener en cuenta que, aunque la reunificación de deudas puede ser una buena opción para algunas personas, puede no serlo para ti. Por lo tanto, antes de tomar una decisión, es fundamental que realices un análisis exhaustivo de todas las opciones.

2. Explora y negocia con los prestamistas y entidades financieras para obtener las mejores tasas y condiciones posibles.

Para facilitar la comparación entre entidades financieras, puedes utilizar comparadores como el de Kelisto. Los comparadores te brindarán información valiosa sobre los productos de reunificación de deudas. Para hacer uso de estos servicios, simplemente debes completar un formulario con cierta información, como los detalles de tu hipoteca, la cantidad pendiente de tus deudas, y tus ingresos mensuales.

Una vez hayas elegido la entidad con la que deseas reunificar tus deudas, te recomendamos negociar con ellos para obtener las mejores condiciones que te puedan ofrecer.

3. Salda todos tus préstamos, créditos e hipotecas existentes.

Es fundamental que canceles todos tus préstamos, créditos e hipotecas para poder llevar a cabo una reunificación de deudas y tener un único producto de financiación.

4. Agrupa todas tus deudas en una nueva hipoteca o en la que ya posees.

Después de saldar todas tus deudas, es momento de agruparlas en un solo préstamo. Como hemos explicado antes, puedes elegir entre los mejores préstamos personales disponibles en el mercado, un préstamo hipotecario, una hipoteca nueva o ampliar tu hipoteca. Muchas entidades ofrecen productos específicos para la reunificación de deudas, por lo que es importante que consideres estas opciones en lugar de optar por las propuestas genéricas.

Entidades financieras y de crédito que ofrecen productos de reunificación de deudas:

1. Reunificación de deudas con Sofkredit.

Fundada en Barcelona en 2016, Sofkredit es una entidad financiera líder en España especializada en proporcionar soluciones financieras para la reunificación de deudas con garantía hipotecaria. Esto significa que, para acceder a sus préstamos, es necesario ser propietario de un bien inmueble.

Por otro lado, para poder ofrecer una propuesta adaptada a sus necesidades, la entidad realiza una evaluación individualizada de cada cliente. De este modo, hasta el momento, ha podido prestar financiación a más de 2.000 personas por un valor acumulado de 52 millones de euros.

En Sofkredit, ofrecen una financiación desde los 12.000 € hasta los 50.000 €. Al tratarse de importes muy elevados para la reunificación de deudas, como se ha indicado antes, requieren de una garantía hipotecaria y de un análisis de viabilidad específico para cada situación. Además, también brindan opciones a aquellos que estén inscritos en los registros de morosidad como pueden ser la ASNEF o RAI.

Por ello, si posees una vivienda, un local comercial, una plaza de garaje o un terreno que pueda servir de garantía, puedes solicitar sus servicios de reunificación de deudas. Solo tienes que rellenar su formulario en línea, tarea que no te llevará más de 2 minutos de tu tiempo y, posteriormente, realizarán un análisis de tu situación financiera. En un plazo de 48 horas, un asesor de la entidad se comunicará contigo para ofertarte un producto adaptado a tus necesidades. Si estás de acuerdo con la misma, simplemente deberás enviar la documentación requerida y firmar el contrato. Además, tendrás la opción de elegir la forma en que deseas recibir el dinero.

2. Reunificación de deudas con Bank Norwegian.

Bank Norwegian comenzó sus operaciones en 2007 en Oslo, como una plataforma virtual de la aerolínea Norwegian Air Shuttle. Ese mismo año, obtuvo su licencia bancaria y se convirtió en un banco digital a gran escala. Después, ampliaron su presencia en Suecia, Dinamarca, Finlandia, y en 2021 hicieron su debut en Alemania y España. En 2022, el banco se fusionó con Nordax AB, un banco sueco, y se convirtió en una de sus filiales. Durante su trayectoria, Bank Norwegian ha logrado reunir una cartera de 1,7 millones de clientes.

Con Bank Norwegian, puedes solicitar un préstamo de reunificación de deudas por un importe de hasta 50.000 € para consolidar tus deudas y tarjetas bancarias. Esto te permitirá pagar una cuota mensual más baja y gestionar tus pagos de manera más cómoda. La duración del préstamo puede variar de entre 1 y 10 años, con una TAE desde 5,99%.

Para que puedas solicitar este préstamo de reunificación de deudas en Bank Norwegian, deberás tener al menos 23 años y contar con unos ingresos estables. No es necesario que los ingresos vengan de una nómina, sino que pueden venir de otra fuente. Sin embargo, Bank Norwegian no acepta solicitudes de personas registradas en ASNEF.

3. Reunificación de deudas con Fintonic.

Fintonic es una entidad tecnológica de servicios financieros con sede en Madrid. Fue fundada en 2012 y presta sus servicios también en mercados como Chile y México. Están especializados en productos financieros de crédito, incluyendo préstamos, tarjetas y diversos seguros. Debido a su excelente labor, Fintonic ha sido reconocido por Google como la «mejor aplicación de finanzas».

Por ello, más de 700.000 usuarios han descargado ya su aplicación móvil en Google Play o Apple Store, desde donde pueden administrar sus productos financieros y solicitar préstamos en cuestión de minutos.

Con Fintonic, puedes consolidar tus deudas con préstamos que van desde los 3.000 € hasta los 50.000 € con una Tasa Anual Equivalente desde el 4,02 %. Si requieres una cantidad más pequeña, también puedes solicitar préstamos que van desde 200 € hasta 3.000 € con una TAE desde el 6,12 %. El valor de cada préstamo vendrá determinado en función de tu FinScore o la evaluación de tu situación financiera.

El período para devolver cada préstamo varía desde los 3 hasta los 60 meses, y el dinero se ingresa en tu cuenta bancaria en un tiempo estimado de 1 a 24 horas.

Para iniciar tu solicitud deberás descargarte su aplicación o acceder desde su página web, y cumplimentar el formulario en línea. Al hacerlo, solo tendrás que esperar unos minutos para conocer las opciones disponibles según tu situación financiera.

4. Reunificación de deudas con Prestalo.

Prestalo es una empresa perteneciente al Grupo Clar, una compañía multinacional de servicios financieros con sede en Suiza. Este grupo opera en diversos países europeos con filiales adaptadas a cada mercado local. En España, Prestalo brinda sus servicios desde 2018 y cuenta con oficinas en Barcelona. Allí, un equipo de más de 12 nacionalidades trabaja en un ambiente multicultural para brindarte los préstamos de la manera más eficiente y cómoda para ti.

Si tus deudas te agobian, con esta entidad podrás reunirlas para pagar una cuota más baja y así aliviar tu situación de sobreendeudamiento. Los importes financiados son flexibles, desde los 500 € hasta los 60.000 €, aunque el importe exacto del préstamo se determinará después de evaluar tus deudas actuales. El plazo de reembolso del préstamo puede variar de los 3 a los 96 meses.

Para solicitar un préstamo de consolidación en Prestalo, deberás completar el formulario en línea y enviar la documentación con la información sobre tus deudas actuales. Una vez que hayas cumplimentado tu solicitud, la entidad te dará una lista con las ofertas potenciales que te podrían ir bien y, una vez que hayas elegido la que te interese, deberás acordar las condiciones del préstamo con la entidad seleccionada. La transferencia del dinero a tu cuenta bancaria se realiza en menos de 24 horas.

5. Reunificación de deudas con Cetelem.

Cetelem es una división de BNP Paribas Personal Finance, el banco más grande de Francia y Europa. Se encarga específicamente de otorgar productos de crédito a particulares. Fue creada en 1953 en Francia y su sede central se encuentra en París. En España, la compañía se estableció en 1988 cuando obtuvo la licencia bancaria del Banco de España. Actualmente, Cetelem está presente en más de 30 países y cuenta con más de 25 millones de clientes en todo el mundo.

En su plataforma online, podrás solicitar un préstamo de reunificación de deudas con importes flexibles que van desde los 4.000€ hasta los 60.000€, según la suma de tus deudas entre préstamos y tarjetas. Este préstamo tiene una TAE que va del 13,38% hasta el 18,19% y varía en función del plazo elegido por el cliente. El período de amortización para este préstamo es de un año como mínimo y 5 años como máximo.

Con Cetelem podrás conocer todas las condiciones de tu préstamo desde el inicio. Una vez selecciones el importe y el plazo deseados, el simulador te proporcionará la información detallada sobre el TIN y la TAE, el total de intereses y el coste total del crédito, así como el importe de la cuota mensual.

Podrás solicitar tu préstamo de reunificación de deudas con Cetelem sin compromiso a través de su plataforma online. Solo tienes que completar el formulario, proporcionar la documentación necesaria y firmar el contrato de forma digital. Y dispondrás de tu dinero en tu cuenta bancaria dentro del plazo de 48 horas.

¿Es segura la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas puede resultar beneficiosa para el bolsillo de quien no puede hacer frente a los pagos de sus deudas y préstamos de forma individual. No obstante, es importante tener en cuenta que este proceso conlleva algunos riesgos.

Antes de emprender una reunificación de deudas, es importante prestar atención a los costes que lleva asociados. En este proceso, el cliente puede enfrentarse a gastos como comisiones por amortización anticipada de los préstamos actuales, comisión de apertura del nuevo préstamo o hipoteca, entre otros. Por lo tanto, es recomendable hacer una evaluación cuidadosa de los costes y asegurarse de que la reunificación de deudas no implicará un gasto adicional excesivo.

Otro factor importante a considerar es el riesgo que corres al elegir una hipoteca como destino de tus deudas o utilizar un préstamo con garantía hipotecaria. Al hacer esto, estarás poniendo en juego tu vivienda (u otro inmueble de tu propiedad), que será utilizada como garantía en caso de impago. Esto significa que, si no cumples con el pago, el banco podría embargar tu hogar. Es fundamental tener en cuenta estos detalles antes de tomar una decisión.

¿Qué ventajas tiene la reunificación de deudas?

Tal y como decíamos más arriba, la reunificación de deudas es una herramienta que puede ser útil en algunos casos, pero es importante utilizarla de forma responsable. Antes de tomar una decisión definitiva, es importante que evalúes cuidadosamente tus finanzas, establezcas tus prioridades y objetivos y realices una comparativa de productos para encontrar la opción que mejor se ajuste a tus necesidades. También es fundamental tener en cuenta las condiciones y costes asociados a la reunificación de deudas, y asegurarte de que dispones de la capacidad financiera suficiente para hacer frente a los pagos de la nueva deuda a largo plazo. En resumen, la reunificación de deudas puede ser una buena opción para aquellos que tengan dificultades financieras, siempre y cuando se utilice con cuidado y se planifique adecuadamente.

Además, al tener solo una cuota mensual, será más fácil para ti llevar un control de tus pagos y no perderte en fechas de vencimiento o en el seguimiento de los distintos préstamos y deudas que tenías. La reunificación de deudas te permitirá simplificar y centralizar tus pagos, lo que, a su vez, te permitirá tener una visión más clara y precisa de tus finanzas personales. Esto es especialmente útil si tienes muchas deudas y te resulta muy complicado llevar un seguimiento de todas ellas.

Todo en una sola cuota

Esta última es una de las razones por las que muchas personas optan por la reunificación de deudas. Al reducir la cuota mensual, puedes recuperar el equilibrio en tus finanzas y tener más margen para destinar el dinero a otras necesidades o gastos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, al ampliar el plazo de devolución, aumenta el tiempo durante el cual estarás pagando la deuda, lo que a su vez significa que terminarás pagando una cantidad mayor en intereses a lo largo de la vida del préstamo. Por lo tanto, es importante evaluar cuidadosamente tus necesidades y hacer una comparación de costes antes de tomar una decisión.

En resumen, la reunificación de deudas puede ser una herramienta muy útil para mejorar tu situación financiera y reducir el peso de tus deudas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la elección de la opción más adecuada para ti depende de tu situación personal y financiera y es importante evaluar todas las opciones disponibles en el mercado financiero antes de tomar una decisión. Además, es fundamental tener en cuenta los costes asociados a la reunificación de deuda y hacer una evaluación cuidadosa para asegurarse de que el coste total de la nueva financiación no supera el ahorro que se obtiene de la reunificación. En todo caso, es recomendable buscar asesoramiento profesional de un experto en finanzas o de un consultor financiero para asegurarse de tomar la decisión más adecuada para tu situación.

¿Cuáles son las desventajas de la reunificación de deudas?

Antes te decíamos que la reunificación de deudas puede no ser la mejor opción para todas las personas. Una de sus desventajas es que, aunque es cierto que puedes pagar cuotas mensuales más bajas al elegir una hipoteca o préstamo personal con una duración más larga, es probable que termines pagando una cantidad total mayor al final de la vida del préstamo debido a los intereses acumulados.

Otra desventaja a considerar son los costes y comisiones asociadas a la reunificación de deudas. Es posible que debas enfrentar comisiones por la cancelación de préstamos o créditos previos a la reunificación, especialmente si estos tienen una cláusula de penalización. Si no existen comisiones por cancelación, los gastos serán menores. Además, debes tener en cuenta los gastos relacionados con la operación de reunificación, como los costes de abrir una nueva hipoteca.

Pagas más intereses

Otro de los aspectos negativos a tener en mente es que, al ampliar el plazo de devolución, la cantidad total que debes pagar aumenta. Esto se debe a que la cantidad de intereses que debes pagar será mayor en comparación con un préstamo con un plazo más corto.

Además, es importante no olvidar que, si optas por una hipoteca como destino para tus deudas restantes o por un préstamo con garantía hipotecaria, estás poniendo en riesgo tu vivienda. En caso de incumplimiento, la entidad financiera podría ejecutar la hipoteca y embargar tu casa. Por ello, es esencial evaluar cuidadosamente las ventajas y desventajas antes de tomar una decisión. La reunificación de deudas puede ser una buena opción si te permite pagar una cuota más baja y la puedes afrontar sin problemas. Sin embargo, debes tener en cuenta que, en caso de dificultades, lo que está en juego es tu hogar.

Antes de llevar a cabo la reunificación de deudas, es fundamental comparar las opciones y condiciones que te ofrecen las diferentes entidades financieras, para determinar si la reunificación es o que realmente te conviene. Una herramienta útil para valorar esta conveniencia es utilizar un simulador de reunificación de deudas, como el ofrecido por Kelisto. De esta manera, podrás unificar todos tus préstamos y créditos de manera informada y con la mayor tranquilidad.

Condiciones y documentos necesarios para llevar a cabo la reunificación de préstamos

Uno de los requisitos más importantes a la hora de reunificar tus deudas es la reunificación de todas ellas. Salvo contadas excepciones, no es posible seleccionar solo algunas deudas, y no otras, para reunificarlas. Es necesario tener en cuenta este requisito en el momento de tomar una decisión informada sobre la reunificación de tus deudas.

Cuando decidas reunificar tus deudas, se te pedirán una serie de documentos para llevar a cabo el proceso. Será necesario proporcionar cualquier tipo de identificación personal, como tu DNI. También te solicitarán documentos que justifiquen que tienes unos ingresos estables, como pueden ser los comprobantes de pago, si eres autónomo. Si es necesario, deberás proporcionar los títulos de tus propiedades. Además, tendrás que presentar recibos actualizados de todos los préstamos que desees incluir en la reunificación. La entidad financiera también verificará si estás registrado en listas de morosos como ASNEF. En algunos casos, también puede ser necesario contar con un avalista.

¿Es posible reunificar la deuda estando en la ASNEF?

Existen algunas entidades financieras que ofrecen préstamos a personas con problemas de solvencia y están inscritas en la ASNEF, aunque es importante tener en cuenta que estas opciones suelen ser más costosas, con tasas de interés más elevadas y condiciones menos favorables. Es por eso que, antes de optar por una opción así, es importante comparar las diferentes ofertas disponibles y evaluar si realmente es la mejor opción. Es importante también tener en cuenta que, para salir de la ASNEF, debes hacer frente a la deuda que te ha llevado a ser inscrito en la lista, por lo que es fundamental gestionar adecuadamente tus finanzas para evitar futuros problemas.

Pero esto no significa que no puedas lograr la unificación de tus deudas. Puedes buscar asesoramiento de empresas que no pertenezcan a una agrupación ASNEF. Puedes solicitar la unificación de tus deudas a una entidad financiera de crédito, teniendo en cuenta que, debido al alto riesgo asumido por este tipo de empresas, los requisitos que te pidan serán mucho más rigurosos.

Si estás registrado en la ASNEF, puedes tratar de unificar tus deudas tanto con una hipoteca como sin ella. Sin embargo, es mucho más fácil si dispones de un bien inmueble que puedas hipotecar, ya que, en caso de impago, la empresa podría recuperar el dinero prestado a través del bien inmueble. Si no cuentas con un bien inmueble, se exigirán requisitos más estrictos, incluyendo un examen de tus ingresos, ahorros y nivel de deuda.

¿Cuándo es interesante reunificar deudas?

La unificación de deudas podría ser una buena opción para aquellas personas que se encuentren abrumadas por el pago de diferentes cuotas de deudas. Si tus deudas superan tus ingresos, deberías seriamente considerar la posibilidad de unificarlas, ya que esto te permitiría reducir la tensión financiera y aliviar la carga mensual a través de una cuota más baja. Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, esta solución solo brinda un alivio temporal y puede postergar los problemas a un futuro.

Otro factor a tener en cuenta es que es mucho más conveniente tener todos los pagos agrupados en una única cuota, que además será mucho más baja. Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, existen ciertos gastos y comisiones asociados.

Preguntas frecuentes sobre la reunificación de deudas

¿Qué pasa con las deudas anteriores?

Las deudas previas deberán ser canceladas o amortizadas. Las deudas en curso se unificarán en un solo préstamo, resultando en una sola deuda y el pago de una única cuota.

¿Podré amortizar la deuda de mi préstamo de reunificación?

La capacidad de amortización dependerá de la entidad financiera que elijas. Es posible revisar las condiciones del préstamo en el sitio web de la entidad o contactando a su servicio de atención al cliente.

¿Solo puedo reunificar deudas en un banco?

Correcto. Las entidades bancarias suelen ofrecer préstamos de reunificación de deudas, especialmente si ya tienes deudas con ellas. Sin embargo, también puedes solicitar un préstamo de reunificación de deudas en otras instituciones financieras.

¿Qué requisitos se exigen para poder reunificar deudas?

Para solicitar un préstamo de reunificación de deudas es necesario cumplir con algunos requisitos, como tener ingresos demostrados, estar al día en el pago de tus deudas, solicitar una cantidad de préstamo adecuada a tus deudas anteriores y en algunos casos, contar con un inmueble como garantía.

¿Puedo reunificar deudas sin hipoteca?

Sí, también existen opciones de reunificación de deuda sin hipoteca en entidades financieras que no son bancarias. Estas empresas asumen un mayor riesgo y, por tanto, los requisitos exigidos son más estrictos. Para solicitar un préstamo de reunificación de deuda sin hipoteca es necesario tener ingresos estables y demostrables, estar al día con los pagos de las deudas y solicitar una cantidad de préstamo que sea proporcional a las deudas previas. En algunos casos, puede ser necesario contar con un avalista que respalde el pago en caso de impago por parte del solicitante.

¿Es posible reunificar deudas sin nómina?

Sí, es posible reunificar deudas con un préstamo personal sin nómina, pero es posible que sea más complicado y que las condiciones y requisitos para conseguirlo sean más estrictos. Es importante que compares las opciones disponibles y te asegures de entender las condiciones de cada préstamo antes de solicitarlo, especialmente si estás considerando aportar un aval o garantía.