préstamo con aval
¿Qué es un préstamo con aval?

Si nos encontramos en una situación financiera que no es la ideal, como formar parte de ASNEF, tienes varias ofertas a tu alcance. No obstante, normalmente son préstamos de baja cantidad. ¿Qué sucede si necesitamos un préstamo de grandes cantidades y no nos aceptan en ninguna financiera? Los préstamos con aval pueden ser tu solución.

Tabla de Contenidos

¿Qué son los préstamos con aval?

En primer lugar, hay que diferenciar un préstamo con aval de un préstamo que solicite aval. Un préstamo que solicite aval es el clásico préstamo en el cual la financiera nos obliga a tener un avalista, que normalmente es una persona que se hará cargo de la deuda si nosotros fallamos. Esto es más una condición que una ventaja.

Los préstamos con aval o préstamos con garantía son, por contra, préstamos que nos ayudan a usar el aval a nuestro favor. Son préstamos pensados para personas con un historial crediticio que le cierre muchas puertas, pero que posean un valor que se pueda usar como aval, como puede ser la hipoteca o el vehículo.

Estos préstamos se deberían tomar sólo para cancelar las deudas acumuladas y siempre teniendo bien claro que podremos devolverlos. Piensa que básicamente estás arriesgando tus propiedades para obtener un crédito, por lo que es una apuesta arriesgada. No obstante, es la mejor opción de reunificar deudas si queremos acabar con nuestra espiral de débitos.

Definición de préstamo con aval
Hay que diferencias entre préstamos con aval (que nos permiten usar nuestras propiedades como garantía) a préstamos que solicitan aval (que nos exigen una figura de avalista)

Diferencias entre aval y avalista

El aval y el avalista pueden ser lo mismo, pero no necesariamente. Esto es debido a que un avalista es una persona física o jurídica, mientras que un aval puede ser una propiedad.

Esto nos interesa en el caso de los préstamos con garantía, ya que si nos vemos en una situación de mal historial crediticio, pero poseemos un bien que pueda actuar como aval, se nos abrirán más puertas.

La principal diferencia, pues, reside en que un préstamo que nos exige un aval es un requisito para algunos préstamos de cantidades elevadas, como las hipotecas, mientras que un préstamo con garantía es una alternativa para cuando nuestro historial crediticio está en sus peores momentos.

Insistimos una vez más en que este tipo de préstamos deberían actuar como un préstamo de reunificación, ya que endeudarse más con el riesgo de perder nuestra casa o coche debería ser la última opción.

Diferencia aval y avalista
Un avalista es quien actúa como persona física o jurídica que responderá ante la deuda impagada, mientras que el aval puede ser una propiedad.

¿Qué sitio web ofrece préstamos con aval?

Los préstamos con aval se centran en clientes cuyos bancos no otorgan créditos, ya sea por deudas acumuladas o por cualquier otro motivo. Por ello, son préstamos que sobretodo proliferan en internet.

Te presentamos una lista con los principales préstamos con aval.

Recomendamos que uses algún broker de créditos o plataforma de comparación de préstamos. Por supuesto, te animamos a que uses nuestro propio servicio, de manera gratis y sin compromiso.

sitios webs que dan préstamos con aval
Cada vez son más populares los sitios webs que ofrecen créditos con aval hipotecario o de vehículo.

Preguntas y Respuestas

¿Qué es un aval para un préstamo?

El aval para un préstamo es una garantía de pago en caso de que el deudor no pueda pagar. Este aval puede ser un avalista (persona física o jurídica que responde en tal caso), o bien una posesión del deudor, generalmente la hipoteca o el vehículo.

¿Quién puede ser un aval?

Cualquier persona física o jurídica puede actuar como aval. No obstante, también puede ser una propiedad del deudor, como un coche o una hipoteca.

¿Cuándo te piden aval para una hipoteca?

Ya sea en hipotecas o préstamos personales, el aval se solicita cuando la entidad bancaria o financiera tiene dudas sobre la capacidad de pago del deudor, por lo que no existe una regla de oro.

¿Qué documentos se le piden a un aval?

Normalmente, se piden documentos que puedan justificar los ingresos del avalista (como la nómina), su patrimonio (escrituras de los inmuebles, por ejemplo) y situación financiera.