reunificar deudas

Reunificar deudas; ¿Es aconsejable?

Por desgracia, no son pocas las ocasiones en las que nos podemos ver arrastrados a una espiral de deuda de la que nos es difícil escapar. Y es que aunque seamos sabios a la hora de contraer deudas o contratar préstamos personales, vivimos en tiempos convulsos en los que nuestra situación puede cambiar de un momento a otro. Por ello, una cuota mensual que antes era asumible puede convertirse en inasumible. ¿Deberías intentar reunificar deudas? Te explicamos si es sabio o no.

Tabla de Contenidos

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

Cuando hablamos de reunificar deudas, nos referimos generalmente al acto de tomar varias deudas que tengamos pendientes y juntarlas en una deuda única. Es vital diferenciar la reunificación de deudas de otro tipo de soluciones cuando una deuda se nos hace inasumible. Por ejemplo, cuando hablamos de deudas hipotecarias, existen multitud de alternativas, como la novación de hipoteca o rehipotecar la misma.

Por ello, hablamos estrictamente de reunificación de deudas cuando contratamos un préstamo para aligerar la cuota mensual que más de una deuda nos ocasiona. Esta deuda comúnmente son préstamos, pero puede también englobar otras deudas como una compra financiada, tarjetas de crédito o demás. Eso sí, es indispensable que la deuda se pueda liquidar o amortizar.

Es decir, si nuestros gastos mensuales se elevan debido a que, por ejemplo, nuestro alquiler ha subido, no tendrá sentido incluir ese importe ya que no podremos liquidar el alquiler al no ser una deuda amortizable. Pero sí sería posible en el caso de una subida de la hipoteca, siempre y cuando podamos cancelar el importe total adeudado.

También hemos de saber que la reunificación de deudas puede ser con varias deudas de la misma entidad o diferentes, aunque generalmente se trata de varias entidades.

reunificar varias deudas
Cuando hablamos de reunificar deudas, siempre nos referimos cuando se trata de más de una deuda, independientemente de si el prestatario es la misma entidad o diferente; renegociar un préstamo es una actividad totalmente distinta.

Reunificar deudas con un préstamo

La manera más común de reunificar una deuda es a través de un préstamo de reunificación de deudas. Este préstamo tiene como objetivo unificar varias deudas que poseamos, ya sea con varias entidades o con una sola. Este último caso es menos común, ya que las financieras y bancos suelen ofrecer nuevos créditos bajo la misma cuota y, a efectos prácticos, el mismo préstamo.

Lo que tienes que saber es que un préstamo de reunificar deudas no es un producto que contratarás y hará desaparecer todas las deudas que tienes. Este crédito lo que hará es prestarte el importe total adeudado de todas tus deudas, sumado a los intereses que puedas tener por cancelación o amortización, creando un nuevo importe total adeudado.

Ten en cuenta que la financiera no se encargará de cancelar las deudas ni ha de saber cuánto puede costarte amortizar tus préstamos en curso, por lo que puedes acabar en un problema si no haces bien los cálculos y simplemente pides el importe restante a abonar (sin mencionar que has de calcular siempre el importe total adeudado, con TAE incluido)

Antes de lanzarte a reunificar deudas, es tu responsabilidad calcular cuál es el importe total que necesitas amortizar o cancelar, calculando las comisiones que pueden llegar asociadas a la cancelación de tus deudas.

Préstamo de reunificación de deuda vs Préstamo Personal

Si has prestado atención a la sección anterior, puede que hayas llegado a la conclusión de que un préstamo para reunificar deudas es, básicamente, un préstamo personal. Esto es en parte cierto.

Piensa que todo producto financiero basado en adquirir una deuda es un préstamo. Todos se rigen por las mismas bases: un prestatario otorga dinero a un deudor, que tendrá que devolverlo en un plazo de tiempo limitado. Esto sucede desde un microcrédito de 300€ hasta una hipoteca de 1.000.000€ de euros. Claro está, los detalles marcan la diferencia.

Importe total adeudado y cuota mensual

Las dos principales diferencias que tienen este tipo de préstamos respecto a otros es una cuota mensual menor y un importe total adeudado mayor. Esto, como puedes deducir, se traduce en que tendremos que alargar el préstamo. Piensa que siempre que queramos pagar menos al mes, normalmente requerirá que paguemos durante más tiempo. Aunque algunas financieras ofrezcan una TAE inferior a la que estemos pagando, esto no siempre será cierto.

No obstante, si necesitar hacer frente a varias deudas de un importe no muy elevado, y simplemente has descubierto que pagas unas comisiones injustas, siempre puedes solicitar un préstamo personal, si el importe total cubre todas esas deudas (por ejemplo, haber pedido varios microcréditos por urgencia). En este caso no tienes por qué acudir a un préstamo de reunificación de deudas.

Deudas acumuladas tras crisis sanitaria
La pasada crisis sanitaria ha hecho que muchos autónomos y empresarios acumulen deudas. Si bien reunificarlas puede ser sabio, también puede convertirse en un grave error.

¿Es aconsejable reunificar deudas?

Con la reunificación de deudas nos puede pasar como con las tarjetas de crédito, que por intentar salir del paso, acabemos peor de lo que empezamos. Los préstamos para reunificar deudas son excelentes armas para poder llegar a fin de mes siempre que las usemos con cabeza y siendo conscientes, como siempre, de que podemos asumir las cuotas mensuales cada mes.

Hacer frente a varias deudas es muy estresante, pero sólo recurre a la reunificación de deudas si no puedes asumir las cuotas mensuales. Si cada mes te quedas en números rojos, es un buen indicador de que necesitas unirlas en un solo préstamo con una cuota más baja cada mes.

Piensa que, aunque te ofrezcan una TAE más barata que con tus préstamos actuales, es probable que acabes teniendo que hacer frente a más cuotas mensuales, por lo que se encarecerá al final. Por tanto, debería ser una última opción y nunca hacerse por comodidad.

Reunificar Deudas: Preguntas y Respuestas

¿Cómo puedo reunificar deudas?

Reunificar las deudas es tan sencillo como solicitar un préstamo de reunificación de deudas a una entidad que ofrezca unas condiciones favorables que te permitan hacer frente a varias de tus deudas de manera más holgada cada mes.

¿Puedo reunificar mis deudas sin una Hipoteca?

Puedes pedir un préstamo para reunificar deudas sin poseer una hipoteca ni ningún bien que funcione como aval. No obstante, siempre supondrá una ventaja disponer de cualquier garantía de pago para reunificar tus deudas

¿Cuál es el mejor banco para reunificar deudas?

Recuerda que buscas reunificar tus deudas, y cada situación es diferente. Si bien deberás buscar quien te ofrezca una TAE más baja por norma general, dependerá si lo que te interesa es encontrar un préstamo con un mayor número de cuotas o un límite más amplio.

¿Puedo reunificar deudas estando en ASNEF?

Existen entidades que pueden aceptar a clientes que forman parte de la lista de ASNEF. No obstante, reunificar tus deudas estando en ASNEF normalmente significará pagar una TAE más elevada y disponer de límites menos amplios.

Financiar24 © 2021 Draivi Media España | Av. de Europa 26, Edificio Ático 5, 2ª planta | 28224 Pozuelo de Alarcón, Madrid | info@financiar24.es | VAT-ID: FI-24645516