Transferencia

transferencia
Tipos, tiempos y diferentes usos de las transferencias bancarias

Transferencia bancaria; tipos, duración y consejos.

Existen conceptos en apariencia simples y que pensamos comprender, pero que debido al gran avance digital de los últimos años, han cambiado radicalmente. Un perfecto ejemplo de esto es la transferencia bancaria. Algunos aún las siguen viendo como hace unas décadas; un lento y burocrático proceso. No obstante, las transferencias cada vez son más eficientes y económicas. Te explicamos cómo han cambiado y cómo sacarles el máximo beneficio.

Tabla de Contenidos

¿Qué son las transferencias bancarias?

La definición de una transferencia bancaria es simple. Se trata de la operación bancaria por la cual una figura, el «ordenante«, propietario de una cuenta bancaria, ordena transferir cierta suma de dinero a otra cuenta bancaria. La figura que recibe el ingreso se hace llamar beneficiario, pues es quien se beneficiará del intercambio económico. Es importante aclarar que tanto el ordenante como el beneficiario pueden ser personas físicas o jurídicas.

Se considera transferencia cuando la cuenta bancaria del ordenante pertenece a una entidad bancaria diferente a la del beneficiario. En el pasado, realizar una transferencia suponía simplemente sacar el dinero de una cuenta bancaria y depositarlo en otra cuenta. No es hasta el invento del telégrafo que nacen las transferencias como las conocemos hoy en día. Fue en 1872, siendo Western Union la pionera, desarrollando un sistema de claves y códigos telegráficos que crearían el primer sistema de transferencias telemático, sin necesitar a una persona física que transportase el dinero.

Por supuesto, esto tuvo obvias ventajas respecto a la comodidad y rapidez, pero recordemos que el siglo XIX fue el siglo de los vaqueros y forajidos, por lo que además de la comodidad se sumaba la seguridad que otorgaba realizar la operación de manera telemática, evitando los famosos asaltos a diligencias cargadas con dinero o bonos bancarios.

Hoy en día, se trata de procesos completamente digitales, donde ni siquiera los hackers suponen una amenaza al realizar estas operaciones. El proceso se ha simplificado tanto que podemos transferir dinero internacionalmente en minutos, y generalmente sin coste alguno.

Tipos de Transferencia Bancaria

A la hora de realizar una transferencia bancaria, existen varios tipos diferentes. Éstas son definidas por ámbito geográfico, medio y duración

Transferencia por ámbito geográfico

Se definen por el lugar desde el que se ordena y el que se recibe. Éstas pueden ser:

  • Transferencia Nacional. Son las transferencias realizadas en el mismo estado.
  • Transferencia Internacional. Es cualquier transferencia que se haga de manera supranacional.
  • Transferencia SEPA/Zonas Especiales. Son transferencias internacionales, pero en ámbitos geográficos en los que existen acuerdos para utilizar sistemas comunes, como la zona SEPA, conformada por países que usan el euro como divisa, pero también por países con un historial comercial con la zona euro interesados en mantener dicha relación.

Transferencia por ámbito geográfico

Se clasifican en función del medio utilizado. Éstas pueden ser las siguientes:

  • Transferencia mediante cajero automático. Cada vez menos común pero aún en uso, usamos el sistema del cajero automático para realizar el ingreso. Puede ser útil si disponemos de efectivo.
  • Transferencia mediante ventanilla. Similar al cajero automático, pero acudiremos directamente al banco. Cada vez más en desuso, aunque clientes de cierta edad que sigan acostumbrados a él pueden seguir usándolo.
  • Transferencia telefónica. Como las anteriores, cada vez es menos usado, pero nos permite realizar la transferencia por teléfono. Probablemente la que está más en desuso, ya que no tiene ninguna ventaja con la online, ya que una transferencia por ventanilla o cajero al menos nos permitirá ingresar efectivo.
  • Transferencia online. La más usada, pudiendo ser realizada cómodamente a través de nuestro teléfono, tablet u ordenador.

Transferencia por urgencia

Se clasifican por el tiempo estimado de la operación.

  • Transferencia ordinaria. Es una transferencia común que puede durar hasta 48 horas
  • Transferencia urgente. Transferencias con prioridad que se intentan ejecutar el mismo día.

Este tipo de clasificación está cada vez más en desuso, ya que todas las entidades se están adaptando a la nueva sociedad instantánea, por lo que la gran mayoría de transferencias toman como máximo 24 horas.

transferencia online vía banca móvil
A día de hoy, gracias a las nuevas tecnologías, podemos ordenar y recibir transferencias en cuestión de minutos gracias a la banca móvil o la banca online.

Duración y cancelación de una transferencia

Como hemos indicado en el punto anterior, vivimos cada vez más en un mundo donde prima lo inmediato. Antaño, lo que podría tardar la transferencia desde el momento que la ordenamos hasta cuando llega al beneficiario, estaba condicionado por los importes, el ámbito geográfico y los horarios del banco.

No obstante, cada vez es más común que una transferencia no tome más de 24 horas. Independientemente de que sea nacional o internacional, cada vez las transacciones duran menos. Especialmente con el uso de algoritmos que reemplazan trabajos manuales de confirmación de datos..

Aunque aún podemos esperar un máximo de tres días en ciertas operaciones internacionales, es muy raro que una operación de transferencia bancaria tome más de 24 horas. Por supuesto, ten en cuenta que hablamos de horarios laborales.

Además, internet también nos ha facilitado la tarea de cancelar transferencias. Si hemos cometido un error, la gran mayoría de bancos con sistema de banca online nos permitirán cancelar o editar la transferencia, ya que no es una acción inmediata y podremos modificarla en un plazo razonable de tiempo.

No obstante, recuerda siempre indicar de manera correcta campos como beneficiario o concepto, a la hora de realizar el ingreso, ya que éstos justificarán la naturaleza de la operación, por si se produce algún error con el número y no podemos cancelarla a tiempo.

Diferencias con un traspaso

En esencia, la diferencia entre transferencia y traspaso es que un traspaso es una transferencia que ocurre entre dos cuentas del mismo banco. Esto implica lo siguiente:

  • Coste cero. Si bien cada vez son menos las entidades que aplican comisión a una transferencia, ninguna entidad cobrará comisión por un traspaso.
  • Inmediatez. Si la entidad dispone de banca online, el traspaso suele ser automático e inmediato en la mayoría de los casos.

Es importante aclarar que recibir un préstamo personal de nuestro banco en nuestra cuenta no es considerado una transferencia.

Preguntas y Respuestas

¿Cuál es el concepto de una transferencia?

Se trata de la descripción del objetivo de la operación. Por ejemplo, si estamos pagando el alquiler, el concepto debería hacer mención a ello, como «Alquiler piso Calle Ramiro 7». Éste se usa para posibles reclamaciones, y algunos servicios, como el pago de facturas, nos pueden exigir introducir un código o número de referencia para identificar el ingreso.

¿Cuánto tarda una transferencia de un banco a otro?

Aunque en algunos casos puede demorarse hasta 3 días, especialmente en operaciones internacionales, lo normal, especialmente en la zona SEPA, es que tome como máximo 24 horas laborales.

¿Qué tipos de transferencias bancarias existen?

Las transferencias bancarias pueden ser nacionales e internacionales, urgentes u ordinarias y también pueden estar clasificadas por el medio: cajero, ventanilla, telefónica o transferencia online.

¿Qué comisiones tiene una transferencia?

Dependerá tanto de la entidad emisora como de la beneficiaria, pero la alta competitividad del mercado ha hecho que la gran mayoría de las transferencias, al menos las online, sean gratuitas. Esto es más común en la zona SEPA.