Prestamista y Prestatario

prestamista prestatario
Definición y diferencias entre Prestamista y Prestatario

Diferencias entre Prestamista y Prestatario

En un contrato de préstamo, se formaliza la cesión de un crédito entre dos sujetos; por un lado, se encuentra el prestamista, quien ofrece el capital (dinero) al prestatario, quien recibirá la suma acordada. A cambio, el prestatario ha de devolver el importe total contratado, normalmente con un tipo de interés sumado a la cantidad prestada.

Tabla de Contenidos

Prestamista y Prestatario

A veces la burocracia en el ámbito financiero parece hecho adrede para confundirnos. Cuando firmamos un contrato de préstamo, muchos términos pueden parecernos extraños y confusos. Y prestamista y prestatario son unos de ellos, ya que son dos palabras tan similares que pueden llevarnos a dudas. Pero es vital diferenciarlos para no firmar un contrato que no deseamos.

En un contrato de préstamo, existen dos roles principales. Estos son el prestamista y el prestatario. Su definición es la siguiente:

  • Prestamista: Es la persona física o jurídica que dispone de un capital (dinero) y está dispuesto a prestarlo a otra persona física o jurídica. El prestamista suele ser un banco o una financiera, pero puede ser una persona física (un particular), una entidad gubernamental o cualquier tipo de organización que disponga de capital. El prestamista está obligado a conceder el capital y especificar las condiciones de devolución,
  • Prestatario: El prestatario es la persona física o jurídica que necesita un capital, acude a un prestamista y lo recibe. En un contrato tradicional, es la persona que recibe el préstamo del banco o la financiera, pero también puede ser una organización. El prestatario está obligado a devolver el dinero en los plazos acordados, y normalmente con un recargo en intereses.

Es vital recordar que muchos producto que contratamos son préstamos al consumo, aunque no se vendan como ellos. Por ejemplo, las tarjetas de crédito son préstamos preconcedidos, o financiar o aplazar una compra, aunque sea al 0% de intereses, también se trata de un préstamo.

Por ello, cuando contrates este tipo de productos, tendrás que fijarte también en los roles de prestamista y prestatario para que tengas claro qué estás contratando.

prestamista y preestatario
Siempre tenemos que estar atentos a los roles del contrato de crédito para evitar malentendidos, así como la letra pequeña.

Contrato de Préstamo

Una vez tengas claro qué es un prestamista y un prestatario y las diferencias entre los mismos, tienes que tener claro los otros apartados que recogerá un contrato de préstamo. Aunque cada contrato es diferente, tienen que cumplir ciertos requisitos para que sean legales. Siempre que se omita alguno de estos datos, podrá declararse nulo.

En un contrato de préstamo, tendrás que consultar los siguientes apartados:

  • Prestamista. La persona física o jurídica que cederá el capital acordado. Ha de estar especificado tanto por su DNI o NIF, como su domicilio fiscal y datos de contacto.
  • Prestatario. La persona física o jurídica que recibirá el capital acordado. Ha de estar especificado tanto por su DNI o NIF, como su domicilio fiscal y datos de contacto
  • Importe total adeudado. El importe total que el prestamista cederá al prestatario con los intereses acordados. Este importe es lo que el prestatario deberá devolver, y el mejor indicador para conocer cuánto pagaremos en total de intereses. No incluye gastos que se puedan originar, como gastos por mora.
  • Tipo de Interés. El tipo de interés ha de estar especificado siempre, y por ley ha de ser la TAE o Tasa Anual Equivalente, ya que es el indicador más exacto. Si sólo incluye el TIN, desconfía, ya que éste suele ser menor al no incluir todas las comisiones.
  • Cuotas o Cuadro de Amortización. En el contrato debe figurar el número de cuotas, su cuantía y el plazo acordado de devolución del crédito. Lo más común es que se incluya un cuadro de amortización donde podrás consultar exactamente la mensualidad con su importe, fecha del cobro y número de las mismas.
  • Recargos o gastos por mora. Aunque por ley si no devolvemos el dinero se nos podrá reclamar el mismo por vía judicial, la mayoría de prestamistas incluyen cláusulas en caso de impago para agilizar el trámite. Estos gastos por mora suelen ser recargos extra en caso de impago. Asegúrate de que no sean abusivos.
  • Otras comisiones. Si existen comisiones de estudio o apertura, aunque se incluyan en la TAE, deben estar desglosados en el contrato. Además, otras comisiones adicionales como la de cancelación, han de estar epecificadas.

Si tu contrato carece de alguno de estos puntos, consulta un abogado ya que podría ser un contrato fraudulento.

contrato de crédito
Cada contrato de crédito es diferente, pero siempre deberá aclarar qué entidad es la prestamista y qué persona física o jurídica es el prestatario.

Prestamista: Quien da el dinero

El prestamista, como hemos indicado, es la persona jurídica o física que presta el dinero. Aunque la mayoría de las veces el contrato tiene un ánimo de lucro para el prestamista, por lo que cobrará intereses por el préstamo, muchas otras veces no será así.

Esto sucede tanto por parte de financieras comerciales que quieran retener o atraer clientes, como por parte de individuos particulares u organizaciones cuyos préstamos tengan un carácter social.

Ejemplos de prestamistas son los siguientes

  • Bancos. Los principales prestamistas. Durante muchos años se trataban de las únicas entidades que los otorgaban, además de los particulares. No obstante, su negocio principal son las cuentas bancarias.
  • Financieras Online. Alternativas a los bancos, son empresas que han proliferado los últimos años, centrándose en otorgar préstamos online a través de internet de manera rápida y sencilla.
  • Entidades Gubernamentales. Desde los servicios sociales otorgando créditos a sectores desfavorecidos a organismos internacionales prestando a países en desarrollo, los Estados y organizaciones políticas suelen ser prestamistas cuyos créditos tienen carácter socal.
  • ONG’s. Similar a las entidades gubernamentales, muchas ONG’s otorgan créditos sin intereses a colectivos desfavorecidos.
  • Empresas. Las empresas pueden decidir financiar ciertos proyectos que les parezcan atractivos, aunque se diferencian de las financieras ya que en estos casos no prestan dinero a cambio de intereses, si no a cambio de un reparto de beneficios.
prestamista
Aunque los prestamistas suelan ser bancas o financieras, pueden ser cualquier persona física o jurídica, desde una persona normal a una organización gubernamental.

Prestatario: Quien recibe el dinero

La figura del prestatario, la persona jurídica o física que recibe el dinero, suele ser tan diversa como la del prestamista. En un mundo donde el capital es vital para cualquier faceta de nuestras vidas, no sólo las personas solicitan préstamos.

La gran mayoría e los casos, el prestatario tendrá que devolver el capital total solicitado sumado a intereses, aunque esto puede no ser así por motivos sociales o comerciales.

  • Personas físicas. El tipo de prestatario más común, una persona que necesita dinero para una casa y contrata una hipoteca, para sus vacaciones y contrata un préstamo personal, o contratando un préstamo preconcedido a través de una tarjeta de crédito.
  • Empresas. Una figura que pide muchos más préstamos de lo que pensamos. Es normal que las empresas contraigan deudas constantemente, para reinvertir en su negocio, financiar compras elevadas o, también, por puros problemas económicos.
  • Estados y Organizaciones. Todos estamos sujetos a malas rachas económicas. Y los Estados y Organizaciones Internacionales no son una excepción. Un ejemplo conocido son los préstamos ofrecidos por el Fondo Europeo a los países del sur, España incluida, tras las crisis económicas de este siglo.
prestatario
El prestatario es quien recibe el dinero, por lo que es el cliente del contrato de préstamo que recibirá el dinero.

Preguntas y Respuestas

¿Quién es el prestamista y el prestatario?

En un contrato de préstamo, el prestamista es quien ofrece el dinero y recibe los intereses, mientras que el prestatario es quien recibe el dinero y paga un tipo de interés por el préstamo.

¿Quién es el prestatario de un servicio?

El prestatario, en un contrato de crédito, es la persona física o jurídica que recibirá el dinero, pagará intereses por su devolución y está obligado a liquidar el importe total del préstamo.

¿Qué es ser socio prestatario?

Un socio prestatario, en un contrato de crédito, es una manera alternativa de nombrar al prestatario, que es quien recibe el dinero. Así, se les conoce como Sociedad (prestamista) y Socio (prestatario), y se usa en contratos de préstamos en sociedades y cooperativas entre sus propios socios.

¿Quién es el prestatario en un pagaré?

En un pagaré, el prestatario es la parte que se compromete a pagar cierta cantidad de vuelta en un contrato de crédito.

Por Adan

Con años de experiencia en el sector Seguros y habiendo colaborado con varios medios en España, Adán es un apasionado de la actualidad, la política y el arte.