guia pedir préstamos
guia pedir préstamos

¿Necesitas un préstamo y no sabes cómo pedirlo para recibir la mejor oferta? Con el auge de internet, cada vez es más fácil solicitar un préstamo. Dar con el adecuado, o que nos acepten como prestatarios, no es tan sencillo. Te damos unas pautas en nuestra guía para pedir un préstamo.

Tabla de Contenidos

Define qué necesitas de tu préstamo personal

préstamos rápidos

Como cualquier cosa, antes de decidirte, tienes que saber bien qué es lo que necesitas, ya que el peor error que puedes cometer al pedir un préstamo es acabar contratando algo que no nos va a servir y, normalmente, pagar más de lo que necesitamos. Existen varios productos para diferentes necesidades, y has de tener claro cuáles son las tuyas antes de firmar nada.

  • Microcréditos. Si necesitas un extra puntual, que puedas pagar el siguiente mes de solicitarlo, éste es tu producto. Son rápidos, a veces puede que te los encuentres al 0% TAE, pero deberían ser puntuales. Nunca tomes más de uno a la vez ni los uses como complemento de tu sueldo.
  • Préstamos personales. Los préstamos más tradicionales, son aquellos a devolver en cuestión de meses y deberían tener alguna finalidad, como un proyecto, y no ser solicitados por capricho para gastos innecesarios.
  • Hipotecas. Sin discusión alguna, este tipo de préstamos tienen como objetivo simplemente la compra de una vivienda.
  • Tarjetas de crédito. Una alternativa a los microcréditos si hablamos de gastos muy pequeños, centrados en las compras. También hay que tener cuidado de no tomarlos como un extra de nuestro salario.
  • Préstamos con Aval. Si necesitas un préstamo de gran cuantía, pero tu perfil financiero no es el mejor, existen créditos con aval hipotecario, o con nuestro vehículo como aval, que podrán ayudar a recibirlo. Pero ten cuidado ya que en caso de impago, perderás tu propiedad.
  • Préstamos ASNEF. Si estás en ASNEF, muchas financieras estarán contentas de darte un crédito, pero o bien serán pequeñas cantidades, o bien sus tasas de interés serán altas.

Como puedes ver, existen productos para cualquier necesidad. Por ello, ten claro qué necesitas antes de contratar el crédito y busca un producto dentro de tu nicho.

Usa un bróker o comparador de préstamos

Una vez tengas localizado qué tipo de producto necesitas, lo siguiente es buscar la entidad bancaria o financiera que te otorgue las mejores condiciones pero, que también, tenga posibilidades de aceptarte como cliente. Y es que a veces buscamos y solicitamos ofertas de productos atractivos, pero que no podremos contratar por nuestro perfil.

Por ejemplo, la banca tradicional es la que menores tasas de interés suele ofrecer por sus préstamos personales. Pero normalmente conlleva hacernos una cuenta bancaria con nuestra nómina vinculada. Por ello, puede que nos ilusionemos con un préstamo al 3% TAE en una entidad, realicemos la solicitud y comprobemos que para proseguir deberemos abrir la cuenta bancaria y domiciliar la nómina.

Por ello, existen los comparadores de préstamos y brókers. Estas plataformas se encargan de ofrecerte créditos. Cada uno lo hace a su manera:

  • Comprador de préstamos. Verás una lista de los diferentes créditos con sus características como TAE, plazos e importe máximo, así como los requisitos. Tendrás más margen de elección ya que tú decides el crédito, pero puedes perder más horas buscando el producto.
  • Brókers de crédito. Funcionan mediante algoritmos por los cuales al introducir tus datos, el mismo portal te devolverá uno o varios productos que se ajusten no sólo a tus necesidades si no a tu perfil. Son más rápidos, pero puede que la oferta que recibas no sea la que te interese.

Nuestro sitio, Financiar24, es un ejemplo de broker de créditos, y para comparadores, te recomendamos usar a nuestra web amiga Top5Credits.com

¿En qué me he de fijar?

Cuando tengas tus necesidades localizadas y te hayas decidido por probar uno de los métodos que te hemos sugerido para encontrar el préstamo que solucione tus problemas financieros, sólo te faltará saber qué aspectos hacen de un crédito una oferta irrepetible o algo que roce la estafa.

Si bien depende de nuestrar prioridades vitales, comúnmente existen varias claves para saber si nos encontramos ante un préstamo de calidad o no.

  1. TAE o Tasa Anual Equivalente, es el porcentaje sobre el importe solicitado que pagaremos al año. Cuanto mayor sea, más caro, aunque recuerda que es anual, por lo que cuantos más años tengamos la deuda, más se inflarán los intereses. Nunca te fíes del TIN, ya que es mucho menor al no contemplar todos los intereses.
  2. Importe máximo. Si necesitamos 2.000€, un préstamo de 300€ obviamente no nos ayudará. Recuerda que puedes pedir más dinero del que necesitas y luego amortizar ese extra que no necesites; no caigas en la trampa de gastarlo.
  3. Plazos de devolución. Ajustar mucho o muy poco los plazos de devolución es importante para no acabar en situación de impago. Un préstamo de 10.000€ a devolver en menos de un año puede ser un error por muy bajas que sean las comisiones. Lo mismo con 300€ a devolver en 24 meses; por muy baja que sea la TAE, acabarás pagando mucho más de lo pedido.
  4. Requisitos. Por muy ideales que sean el resto de campos, si no cumplimos los requisitos, no podrás solicitarlo. Compruébalo antes de pedir la oferta para ahorrar tiempo o recibir un producto diferente al solicitado.

Con todo esto claro, estarás preparado para solicitar un crédito y encontrar la oferta ideal para tu situación personal.

Créditos Online de 100 a 5.000 euros

Gratis y sin compromiso

Selecciona el importe
- +
Podrás tener tu primer préstamo de hasta 300€ gratis.
Correo electrónico
Número de móvil
Ejemplo representativo:
Crédito de 1.000€. A devolver en 24 meses. Interés fijo anual 59,88%. Cuota mensual 72,40€. Sin comisión de apertura, de estudio o por cancelación anticipada. TAE 79,38%. Cantidad total a devolver 1.737,61€.
TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 6 a 60 meses.

Preguntas y Respuestas

¿Qué requisitos suele tener un préstamo?

Lo mínimo que cualquier crédito te solicitará es que tengas ingresos regulares, una cuenta bancaria española, documento de identidad y seas mayor de edad. Si no cumples algunos de estos requisitos, será imposible que te concedan un préstamo.

¿Cómo pedir un préstamo online?

Buscar en google «préstamo online» quizá no sea la mejor idea, ya que los primeros resultados pueden ser publicidad pagada. Busca un comparador de préstamos o bróker, y realiza allí la solicitud.

¿En qué me he de fijar en un préstamo?

Lo más importante en un crédito para saber cuánto pagarás es fijarse en la TAE. Desconfía del TIN, ya que es un porcentaje que no refleja la totalidad que pagarás en intereses.

¿Puedo pedir un préstamo estando en ASNEF?

Sí. Muchas financieras ofrecen créditos a clientes que formen parte de la lista ASNEF, aunque normalmente tendrán más intereses que lo normal.