salario minimo interprofesional
salario minimo interprofesional

El SMI o Salario Mínimo Interprofesional es un mínimo de retribución económica que un empleador ha de ofrecer a un empleado cuando éste está contratado en un régimen de jornada completa (40 horas semanales). Ningún ciudadano español puede cobrar por debajo de éste mínimo, y se intenta actualizar para adecuarse a la inflación del país.

Qué es el SMI

definición SMI
El Salario Mínimo Interprofesional tiene como objetivo garantizar un estándar de vida mínimo acorde a la inflación del país.

En un Estado de Derecho, se presupone que el papel del gobierno es mantener el bienestar del ciudadano. Esto va desde percibir cuidados básicos, como sanidad y educación, a regular el entorno laboral para evitar prácticas abusivas y discriminatorias. Por ello, desde la década de los 60, en España se ha establecido un Salario Mínimo Interprofesional, recogido dentro del Estatuto de los Trabajadores.

El Salario Mínimo Interprofesional es, como su nombre indica, un salario mínimo que se aplica a cualquier profesión, independientemente de su naturaleza, requisitos o responsabilidad, por lo que se presupone como el salario más bajo que un trabajador podrá percibir si realiza una jornada completa.

Dicho esto, para optar al Salario Mínimo Interprofesional o SMI, debemos cumplir los siguientes requisitos:

  • Trabajar en régimen de jornada completa. Este salario mínimo no se aplica ni para trabajadores eventuales, temporeros o medias jornadas. No obstante, este salario se toma como referencia también para dichos trabajos, por lo que independientemente de nuestro régimen laboral, no podremos cobrar menos de lo que nos correspondería si trabajásemos las 40 horas semanales. Es decir, aunque como trabajador a media jornada no se te aplique el SMI, si trabajas 20 horas, tu salario mínimo será la mitad del SMI.
  • Tener más de 15 años. El Salario Mínimo Interprofesional se aplica a mayores de 15 años. Si tienes menos de 16 años, no percibirás el SMI, básicamente porque no tienes derecho a ser un empleado y se consideraría un caso de explotación infantil, al estar prohibido emplear a menores de 16 años.
  • Trabajar bajo contrato. A colación del punto anterior, si posees un trabajo irregular o «en negro», no posees un contrato de cara a la ley, por lo que no puedes exigir ningún derecho laboral, como sería el SMI. Estos trabajos nunca son una buena opción.

Objetivo del SMI

El Salario Mínimo Interprofesional tiene como objetivo evitar prácticas abusivas por parte del empresariado, ya que como muchos puestos de empleo ilegales nos enseñan, muchos empresarios sin escrúpulos pueden aprovecharse de diferentes situaciones para rebajar el nivel de vida de sus empleados. No son raros los casos de inmigrantes ilegales explotados con sueldos muy por debajo de la media española, aprovechándose de la ignorancia y necesidad del migrante, o trabajos vocacionales donde la oferta es superior a la demanda, como sucede con empleos artísticos.

Además, el SMI se supone que ha de crecer acorde a la inflación y el aumento de costos de vida en un país, aunque muchas veces, en especial en España, se ha considerado insuficiente o bastante alejado de las necesidades reales del ciudadano. Cabe recordar que de 2018 a 2019, la subida fue de cerca de 200€ (de 735€ a 900€)

No obstante, algunos sectores critican la existencia de dicho salario, argumentando que los salarios mínimos destruyen puestos de trabajo al obligar al empresario a destinar un mínimo de sus partidas salariales a un único empleado, en lugar de a varios. Este es un debate ideológico donde cada uno sacará sus propias conclusiones, ya que existen casos de países prósperos con ambos modelos. Por ejemplo, países tradicionalmente etiquetados como muy capitalistas, como Estados Unidos, poseen un salario mínimo, pero otros tildados de más socialdemócratas, como los Países Nórdicos, carecen de salario mínimo.

No obstante, acorde a la Evidencia Empírica, la correlación entre un salario mínimo y el entorno laboral es positiva, aunque se sigue poniendo en entredicho su función contra la desigualdad.

Historia del SMI

Historia del salario mínimo interprofesional
El Salario Mínimo, en sus orígenes, tenía como destino garantizar la subsistencia mínima del individuo.

Seguramente pienses que el salario mínimo se originó en Francia tras la revolución francesa, Reino Unido en plena industrialización o incluso por influencia soviética. Lo cierto es que el primer salario mínimo regulado se estableció muy lejos del Viejo Continente o de América. Y es que el primer salario base nació en el Estado de Victoria, Australia, en 1890.

Respecto a Europa, si bien no es un aspecto obligatorio en el seno de la Unión Europea, es cierto que 22 de los 28 países de la Unión contemplan un salario mínimo en su legislación. Sólo Suecia, Finlandia, Dinamarca, Austria, Chipre e Italia carecen del mismo, países con una diferente idiosincracia económica.

Respecto a España, la primera mención del salario mínimo en el BOE la encontramos en el Decreto 2526/1963, de 21 de septiembre, donde se recoge la capacidad del gobierno de establecer un salario mínimo para combatir la pobreza. Este primer salario de 1,800 pesetas mensuales (unos 10,8€ actualmente) sería el gérmen del actual Salario Mínimo Interprofesional.

Y es que en la década de los 60, aún en plena dictadura y donde en el mismo Decreto recogemos medidas autoritarizas como la «confiscación de bienes marxistas», el régimen se encontraba en un proceso de apertura respecto al resto del mundo, tras el fracaso de las medidas de autarquía franquistas.

Salario Mínimo Interprofesional en 2022

salario mínimo interprofesional 2022

Desde 2019, el salario mínimo interprofesional en España ha experimentado la mayor subida en su historia. Y es que en dicho año, se encontraba en 735€ mensuales. A día de hoy, el nuevo SMI fijado por el gobierno es de 1.000€. Esto ha supuesto una subida de más del 50% desde 2019.

A continuación te presentamos una tabla con el histórico del SMI español desde 2002:

AñoSMI diarioSMI mensual
202233,33 €1.000,00 €
2021 (desde 01/09)32,17 €965,00 €
202131,66 €950,00 €
202031,66 €950,00 €
201930,00 €900,00 €
201824,53 €735,90 €
201723,59 €707,60 €
201621,84 €655,20 €
201521,62 €648,60 €
201421,51 €645,30 €
201321,51 €645,30 €
201221,38 €641,40 €
201121,38 €641,40 €
201021,11 €633,30 €
200920,80 €624,00 €
200820,00 €600,00 €
200719,02 €570,60 €
200618,03 €540,90 €
200517,10 €513,00 €
200415,35 €460,50 €
200315,04 €451,20 €
200214,74 €442,20 €
Evolución del SMI en España desde 2002

Preguntas y Respuestas

¿Cuánto ha subido el salario mínimo en 2022?

En 2022, el salario mínimo se encuentra en 1.000€. Esto supone una subida de 50€ respecto al año anterior, y de más de 200€ desde 2019, siendo la mayor subida de la democracia española.

¿Cuál es el mayor salario mínimo de Europa?

El mayor Salario Mínimo dentro de la Unión Europea se encuentra en Luxemburgo, siendo de 2.257€ al mes.

¿En qué posición se encuentra el SMI de España respecto a Europa?

España se encuentra en el séptimo lugar en la UE respecto al salario mínimo, muy por debajo de los 1.603€ de Francia, en el número 6, pero muy cerca del octavo, Eslovenia.

¿Cuál es el salario mínimo más bajo de Europa?

El salario mínimo más bajo de la Unión Europea es el de Bulgaria, con 332€ mensuales. Cabe mencionar que existen 6 países que carecen de Sueldo Mínimo (Suecia, Finlandia, Dinamarca, Austria, Chipre e Italia), pero su sueldo medio es, en general, bastante elevado.