quedarse en descubierto
quedarse en descubierto

Chando hablamos de que nos hemos quedado en descubierto, hablando de nuestra cuenta corriente, es lo mismo que quedarse en números rojos. Es decir, un pago, recibo o cualquier otra deducción de nuestra cuenta corriente se ha efectuado cuando no tenemos saldo suficiente, creando así una deuda con el banco. Por ello, se denomina también estar en negativo.

Números rojos en nuestra cuenta corriente

Reunificar deudas
Al no tener saldo para cubrir un pago, debemos dinero al banco, quedándonos en negativo.

Quedarnos en números rojos se ha convertido en una expresión habitual para expresar que estamos pasando por dificultades económicas. Y a veces no usamos el término correcto, ya que ésto no siempre sucede y para ello necesitamos contar con el servicio de descubierto.

Un servicio de descubierto es cuando nuestro banco confía en nosotros hasta el punto de que, cuando se carga un pago en nuestra cuenta corriente (normalmente un recibo, pero a veces son pagos), y no disponemos de saldo suficiente, el banco toma la deuda. Esto puede ser de forma parcial (si nos llega un recibo de la luz excepcionalmente alto y no nos llega), o bien de manera total (en caso de que nuestra cuenta ya estuviese sin saldo antes de recibir cualquier recibo).

Cuando esto sucede, es cuando nos quedamos en negativos. Nuestra cuenta bancaria mostrará el saldo en negativo (los llamados números rojos), y cuando ingresemos saldo en nuestra cuenta, lo que haremos antes de empezar a tener números en positivo será saldar primero la deuda.

¿Tienen todos los bancos servicio de descubierto?

descubierto
No todos los bancos ofrecen éste servicio; muchos devolverán el recibo.

Algo muy importante que debemos tener en cuenta es que el servicio de descubierto no es un servicio que esté por defecto en todas las cuentas bancarias, y no es un derecho que tengamos como clientes. Es un servicio opcional que el banco nos ofrece, y como tal, tiene la potestad de decidir si nos lo ofrece o si nos cobra por ello.

Muchas veces nos cambiamos de banco, ya sea porque hemos contratado una hipoteca que nos solicitaba realizar el cambio de nuestra cuenta corriente, o bien porque nos han ofrecido condiciones mejores. Y es en estos casos cuando debemos cerciorarnos de que tenemos derecho al servicio de descubierto.

Esto sucede mucho con personas cuyo salario se paga después de primero de mes, que es cuando la mayoría de bancos y servicios pasan sus recibos. Puede que nos hayamos acostumbrado a que nuestro banco simplemente nos deja en números rojos y pasados unos días pagamos la deuda. Pero puede que nuestra nueva cuenta bancaria no disponga de dicho servicio.

Es más, también debemos cerciorarnos de que no se nos cobre por dicho servicio. Recordemos que esto no deja de ser una deuda que generamos al banco, y muchos de ellos aplican una tasa de interés respecto al importe, o incluso una comisión mensual fija por este servicio. Nunca tomes por sentado el servicio por descubierto ni te habitúes a él.

Evitar acabar en descubierto

evitar descubierto
Quedarse en descubierto puede generar gastos adicionales.

Aunque tengas servicio de descubierto, lo ideal es que nunca acabes usándolo. Y es que, como hemos indicado, es posible que nos cobren, que el banco acabe perdiendo su confianza en nosotros si cada mes les debemos varios cientos de euros, y el riesgo de no poder devolver dicha deuda al banco, acabando incluso con un embargo de nuestra cuenta.

Por ello, te damos una serie de trucos para que no acabes cada mes en números rojos.

  • Haz un presupuesto. Intenta hacer un presupuesto contando cuánto gastas mensualmente en gastos fijos como comida, transporte y suministros. Así podrás saber cuánto dinero real te queda para tus gastos personales.
  • Intenta negociar tus recibos. Si tus recibos se pasan a tu cuenta bancaria en una fecha muy incómoda (por ejemplo, a los pocos días de ingresare tu nómina), intenta hablar con tu banco o proveedor de servicios para cambiar la fecha, ya que muchas veces no habrá problema alguno.
  • Ahorra. Intenta siempre tener un colchón guardado para eventualidades. Esto es importante si eres incapaz de prever a ciencia cierta cuánto pagarás mensualmente de suministros.
  • Adelanta el dinero. Si ya has intentado negociar tus recibos pero no hay manera, haz un mes el esfuerzo de ahorrar el importe de los recibos. Aunque costará, no sólo te quitarás el problema si no que dicho dinero se convertirá en un ahorro para el futuro.

Preguntas y Respuestas

¿Qué se considera quedarse descubierto?

Consideramos quedarse en descubierto cuando nuestra cuenta bancaria no dispone del saldo suficiente para afrontar un recibo o pago programado, y el banco en lugar de devolver el recibo o denegar la operación, crea una deuda en nuestra cuenta, haciéndonos estar en números rojos o en negativo.

¿Qué es un descubierto en una cuenta bancaria?

Una cuenta bancaria se considera estar en descubierto cuando un pago ha generado una deuda con la cuenta. Es decir, nuestra cuenta bancaria está en negativo, ya que debemos saldo al banco.

¿Qué es saldo al descubierto?

El saldo al descubierto es el dinero que debemos a la cuenta bancaria después de que la misma, en lugar de devolver un recibo o denegar un pago, lo realiza pero nos genera una deuda en la cuenta.

¿Es un descubierto lo mismo que quedarse en números rojos?

Generalmente estar en descubierto, en números rojos o en negativo, es un sinónimo; le debemos dinero al banco al no poder afrontar un pago. No obstante, el descubierto también hace referencia al servicio por el cual la cuenta corriente generará dicha deuda en lugar de denegar el pago, por lo que tener una cuenta con descubierto no significa que esté en descubierto.

Gratis y sin compromiso

Selecciona el importe
- +
Podrás tener tu primer préstamo de hasta 300€ gratis.
Correo electrónico
Número de móvil
Ejemplo representativo:
Crédito de 1.000€. A devolver en 24 meses. Interés fijo anual 59,88%. Cuota mensual 72,40€. Sin comisión de apertura, de estudio o por cancelación anticipada. TAE 79,38%. Cantidad total a devolver 1.737,61€.
TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 6 a 60 meses.