Deducción fiscal

La deducción fiscal es la reducción que se hace sobre el monto de la base imponible. Resumiendo, es una disminución que se puede aplicar a la cantidad que se debe pagar de impuestos. Hay varios tipos de deducciones, y lo más fácil sería dividirlas en deducciones personales y deducciones empresariales. Eso significa que tanto las empresas como las personas físicas pueden cumplir las condiciones para la deducción fiscal.

En España también existen deducciones de carácter estatal y autonómico (depende de la comunidad autónoma de residencia) que tienen en cuenta aspectos como si se trata de una persona con discapacidad, una familia numerosa (aquellas con tres hijos o más) o si alguien es titular de un plan de pensiones, entre muchos otros. En el caso de los trabajadores por cuenta propia o las grandes empresas, también existen deducciones para apoyar la creación de un nuevo empleo, la inversión en I+D (Investigación y Desarrollo) o la utilización de energías renovables.

Es importante saber que para que un gasto sea deducible debe cumplir con unos requisitos principales:

  • Que se pueda demostrar a través de una factura.
  • Que se haya registrado en la contabilidad del negocio.
  • Que sea un gasto esencial en el funcionamiento del negocio.

Por lo tanto, durante el año, es importante juntar facturas electrónicas de los gastos deducibles para las personas físicas, dichas facturas deben ser pagadas por medio de formas electrónicas, los cheques, tarjetas de crédito o débito y transferencias electrónicas.

Es muy importante no confundir las deducciones fiscales con las extenciones fiscales. Las primeras solo reducen el importe de los impuestos, y las segundas hacen que la persona no tiene que pagar nada de los impuestos.

Hay muchas situaciones en las que puedes pedir la deducción de los impuestos y aquí presentamos las más frecuentes:

Deducciones fiscales para personas físicas

  • Deducción por maternidad – Una deducción para las madres trabajadoras, autónomas o empleadas, que tienen un hijo desde hace menos de 3 años. Esta opción todavía no se aplica a los padres.
  • Deducción por discapacidad – para las personas que tienen un grado de discapacidad igual o superior al 30%, y puede ser bastante alta si esas personas tienen un empleo.
  • Deducción para familias numerosas – Una forma más para aumentar la natalidad en España, y se aplica para familias con 3 o más hijos y para las familias que tienen uno o más hijos con discapacidad.
  • Deducción en caso de rentas obtenidas en Ceuta y Melilla – El objetivo de esta medida es impulsar la actividad en el sector económico en esos territorios, y se aplica en todas las rentas obtenidas allí. Esta deducción también es aplicada para los que tienen residencia habitual y continuada en esos territorios.

Deducciones fiscales para empresas

  • Deducción para generar puestos de trabajo – Para cualquier empresario que quiere contratar a alguien para su empresa. Existirían algunas condiciones especiales también, dependiendo de la zona de la empresa, por ejemplo que los nuevos empleados sean discapacitados, mujeres, estudiantes…
  • Deducción para inversión en innovación – Todas las empresas que quieren inovarse cumplen las condiciones para este tipo de deducción.
  • Deducción para donaciones – Cada empresa que quiere apoyar algo y donar, puede contar en la deducción fiscal.

Deducciones fiscales para autónomos

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) – Todos estamos conscientes que pagamos un impuesto al consumo para cada artículo o servicio que compramos. Sin embargo, los autónomos y también las empresas pueden recuperar una parte del IVA, siempre y cuando estén relacionados con su actividad profesional.
  • Gastos de oficina – El alquiler del local y las facturas de la electricidad, agua, Internet o teléfono pueden deducirse.
  • Transporte y desplazamientos – El gasto en vehículos, las dietas y el hospedaje durante los viajes se puede deducir, siempre y cuando estén relacionados con la actividad laboral.
  • Costes de empleados – Los gastos que resulten de la contratación de personal pueden ser deducibles.
  • Servicios externos – Esta deducción se refiere a la contratación de servicios de terceros como parte de la actividad profesional. Algunos ejemplos son los servicios de transporte, publicidad, comunicaciones, gestorías o abogados

Preguntas frecuentes

¿Qué es una deducción fiscal?

Una deducción fiscal es una reducción aplicada al monto de la base imponible para disminuir la cantidad de impuestos a pagar.

¿Cuáles son los requisitos para que un gasto sea deducible?

Para que un gasto sea deducible, debe cumplir con tres requisitos principales: debe ser demostrable a través de una factura, debe estar registrado en la contabilidad del negocio y debe ser un gasto esencial en el funcionamiento del negocio.

¿Cuál es la diferencia entre deducciones fiscales y extensiones fiscales?

Las deducciones fiscales reducen el importe de los impuestos a pagar, mientras que las extensiones fiscales eximen a la persona de pagar completamente esos impuestos..

¿Cuáles son algunas deducciones fiscales comunes para personas físicas?

Algunas deducciones fiscales comunes para personas físicas incluyen la deducción por maternidad para madres trabajadoras, la deducción por discapacidad para personas con un grado igual o superior al 30%, la deducción para familias numerosas y la deducción para rentas obtenidas en Ceuta y Melilla.

¿Qué tipos de deducciones fiscales existen para empresas y autónomos?

Para empresas, existen deducciones para generar puestos de trabajo, inversión en innovación y donaciones. Para autónomos, algunas deducciones incluyen la recuperación de parte del IVA, gastos de oficina como alquiler y servicios, deducción de transporte y desplazamientos, costes de empleados y servicios externos contratados.

Gratis y sin compromiso

Selecciona el importe
Podrás tener tu primer préstamo de hasta 300€ gratis.
Correo electrónico
Número de móvil

81 475 800€ concedidos el último mes

Más de 1250 préstamos aprobados al día

Ejemplo representativo:
Crédito de 1.000€. A devolver en 24 meses. Interés fijo anual 59,88%. Cuota mensual 72,40€. Sin comisión de apertura, de estudio o por cancelación anticipada. TAE 79,38%. Cantidad total a devolver 1.737,61€.
TAE mínimo 0% - TAE máximo 390%. Devuélvelo en un plazo desde 6 a 84 meses.