Fintech

Fintech
Definición de Fintech (financial technology)

¿Qué son las Fintech?

Las FinTech, abreviación del término Financial Technology, es el nombre popular por el que se conocen a las compañías tecnológicas centradas en el ámbito financiero. Aunque el término Fintech originalmente hace referencia a la tecnología en sí, hoy en día es un término coloquial para referirse a las empresas de internet cuya especialidad está relacionada con los servicios financieros. Por lo tanto, podemos decir en resumen, que las Fintech son empresas tecnológicas cuyo negocio es el mundo financiero.

Tabla de Contenidos

Historia de las Fintech

Determinar el momento preciso del nacimiento de las Fintech es una empresa complicada en la que pocos se ponen de acuerdo. Piensa que aplicar la tecnología a las finanzas puede ser un concepto tan vago como la misma creación de la moneda, pues la fundición de los metales en sí sigue siendo una tecnología, por rudimentaria que nos parezca.

En Financiar24 hemos decidido pues clasificar las Fintech en cuatro etapas diferenciadas, las propias «revoluciones tecnológicas» de la tecnología financiera.

Primera etapa: Creación de la moneda (2500 a. C. – 1918)

Aunque nos parezca algo bastante lejos de nuestra Banca Online o de las criptomonedas, la acuñación de monedas es la primera vez que se aplica la tecnología a las finanzas. Aunque pensemos que el mundo financiero nace con la divisa, recuerda que el trueque o cualquier sistema económico sigue siendo un sistema financiero.

Por lo tanto, podemos afirmar que la creación de un medio físico para representar el poder adquisitivo es la primera vez que la tecnología se aplica a las finanzas. No sólo en el sentido metalúrgico de la palabra, si no que es cuando como seres humanos empezamos a aplicar un valor matemático a la riqueza.

Se cree que las primeras monedas nacieron entre el 2500 a. C. en Pakistán o el 1100 a. C., en China.

Segunda Etapa: Economía telemática y tarjetas de crédito (1918 – 1967)

Hoy en día entendemos como Fintech empresas que aplican tecnologías avanzadas para automatizar y deslocalizar las operaciones financieras. Tomando ésto como parangón de qué significa la Financial Technology, podríamos pues asegurar que la primera vez que ésto sucede es en 1918 con el sistema «Fedwire«. Este sistema, creado por la Reserva Federal de los Estados Unidos, logró que por primera vez pudiesen realizarse operaciones bancarias de manera telemática; en este caso, mediante telégrafo.

En esta época es cuando también nacen las tarjetas de crédito, otro medio lejos de los chips que usamos hoy en día, y de hecho no fueron creadas por bancos. Nació tras la imposibilidad de su fundador, Frank X. McNamara, de pagar su cena al olvidarse el dinero. A partir de ahí creó la Diner’s Club, una tarjeta con la que pagar sus cenas en caso de no disponer de efectivo. Aunque no tuvo mucho éxito y sólo 14 restaurantes se adhirieron al sistema, fue el primer método de creación de deuda a través de tarjetas. En 1961 American Express tomaría la idea y crearía la primera tarjeta de crédito tal y como la conocemos.

Tercera Etapa: Economía Digital (1967 – 1995)

Es a partir de la tercera etapa de las tecnologías financieras cuando éstas empiezan a parecerse a lo que conocemos actualmente como Financial Technologies. Y es que a partir de los 60, la computación se abre camino y comienzan las creaciones de los primeros ordenadores, calculadoras y demás invenciones digitales.

En 1967 Barclays aplica dichas tecnologías digitales por primera vez en el mundo de la Banca con la creación del primer cajero automático. No obstante, como todas las revoluciones tecnológicas, su crecimiento fue exponencial. El cajero automático fue sólo el primero de los grandes adelantos que sucedieron en aquella época.

También nace la NASDAQ en Estados Unidos, primer mercado financiero enteramente automatizado, así como la implantación de los códigos BIC/Swift para transferencias internacionales. Es más, a partir de los 80, la comercialización de ordenadores a nivel consumidor y el extenso uso del Fax reemplazó a los telégrafos y demás tecnologías obsoletas.

El mundo financiero empieza a digitalizarse. Los archivos y cuadernos de notas pasan a ser bancos de datos en ordenadores, y nacen incluso las primeras financieras telemáticas a finales de los 80.

Cuarta Etapa: Economía Online (1995- Presente)

No obstante, es gracias al auge de internet y las TICs cuando el concepto de Fintech explota. Y todo comienza con el primer Banco Online del mundo: Wells Fargo. Si bien hubieron algunos experimentos anteriores a nivel B2B, Wells Fargo fue la primera entidad que ofreció servicios por internet a sus clientes.

A partir de ahí, y coincidiendo con la masificación del uso de internet entre la población, diferentes entidades bancarias empezaron a ofrecer sus servicios de manera online. Nace también la primera financiera en ofrecer préstamos online, Quicken Loans; en 1999 Openbank lanza su primer bróker online.

No obstante, es un año antes, en 1998, cuando nace PayPal, la cual se considera a veces la primera empresa FinTech, o al menos la más relevante y una de las pioneras. Mientras que el resto de empresas habían pertenecido al ámbito bancario tradicional, PayPal nacía exclusivamente como una empresa financiera online. Es en esta época también cuando nacen otros gigantes de internet como eBay, y los ecommerce empiezan a hacerse comunes.

Por último, la otra fecha histórica es el 2008 y la consecuente crisis financiera que azotó al mundo. Es entonces cuando la Banca Tradicional pierde fuelle, y cada vez más empiezan a surgir alternativas. Financieras Online, cuentas por internet, criptomonedas… además el auge de las startups, empresas de poco personal enfocadas en la tecnología que nacieron en mitad de la austeridad, nos han llevado al momento histórico que vivimos hoy en día.

Tipos de Fintech

Como puedes ver, cualquier empresa tecnológica relacionada con las finanzas es considerada una Fintech. Por ello, hay tantas Fintech como ideas de aplicar la tecnología a la economía. Te mostramos las principales.

  • Bróker de créditos. Plataformas que te ofrecen préstamos en función a tu perfil. Ejemplos: Fintonic o Financiar24
  • Brókers Online. Apps o servicios financieros añadidos a la Banca Online que hará de brókers de inversión de manera automatizada. Ejemplos: eToro, BBVA, ING Direct.
  • Comparadores. Comparadores de servicios financieros online. Ejemplos: Top5Credits.com (préstamos), Busconómico.
  • Criptomonedas. Divisas completamente digitales, así como sus mercados o monederos. Ejemplos: Bitcoin (divisa), Coinbase (monedero y mercado)
  • Crowdfunding. Plataformas de micromecenazgo para financiar proyectos y productos de manera particular. Ejemplos: Verkami, Kickstarter.
  • Crowdlending. Plataformas para financiar préstamos de manera particular. Ejemplos: Mintos, Brickstarter.
  • Financieras Online. Financieras completamente online, generalmente de créditos rápidos. Ejemplos: Vivus, Credieta.
  • Gestión de finanzas. Plataformas y apps para gestionar finanzas personales o a nivel empresarial. Ejemplos: Weplan, Mint.
  • Gestión de RRHH. Compañías de gestión de recursos humanos enteramente digitales. Ejemplos: Fintech Express. Workia.
  • Gestorías Online. Gestorías de funcionamiento totalmente online. Ejemplos: Contratalia, Declarando.es
  • Insurtech. Empresas de seguros de gestión y contratación online. Ejemplos: eToshi, Polaroo.
  • Pago Móvil. Aplicaciones para pagos por teléfono móvil. Ejemplos: Bizum, MobilePay
  • Transferencias y Pagos. Plataformas y aplicaciones para transferencias y pagos online. Ejemplos: PayPal, AmazonPay.
Tipos de Fintech
Las Fintech son un concepto tan variado que puede ir desde financieras online a aplicaciones que nos ayuden a controlar nuestro gasto mensual.

Las Fintech contra la Banca Tradicional

Uno de los grandes debates de los últimos años es si las Fintech vienen a reemplazar a la banca tradicional, o si son mejores servicios que los que ofrece el sistema financiero. La verdad, como siempre, es algo más complicado.

Por un lado, las Fintech actualmente viven en un ecosistema donde necesitan de las finanzas tradicionales para existir. Esto se debe a que muchísimas empresas o aplicaciones dependen directamente de los bancos tradicionales y, hasta (y si sucede) que la tecnología Blockchain no reemplace a las divisas actuales, del dinero físico.

Por ejemplo, PayPal sigue siendo un sistema de pagos, pero no cuenta con sus propios depósitos. Necesitarás una cuenta corriente en un banco, y aunque existan bancos online, siguen sin hacer competencia a la banca tradicional.

Y es que los bancos de toda la vida no se han quedado esperando a ver qué pasa. Prácticamente todos los bancos tradicionales disponen ya de servicios online, muchas veces tan o más eficaz que los de las Fintech. Además, siendo entidades establecidas, pueden ofertar precios y productos que una pequeña startup no.

No obstante, el ingenio humano no conoce límites. Recordemos cómo compañías como Apple, Google o Facebook empezaron de maneras humildes y acabaron siendo las empresas más poderosas del planeta. No sabemos si las Fintech acabarán con la Banca Tradicional, pero lo más plausible es que la Banca Tradicional simplemente se transforme en Fintech. Si nacerá un Google, Facebook o Apple que lidere el mercado o serán los bancos de siempre, es algo por ver.

El futuro de las finanzas

Acabando uno de los años con más incertidumbres de la historia reciente, realizar predicciones es harto complicado. Como hemos aprendido, lo que una persona haga en un mercado en China puede acabar afectando al mundo de manera global. Por ello, hoy en día es difícil predecir qué va a suceder.

Pero precisamente la reciente crisis sanitaria ha sido un catalizador para el cambio que estaba por llegar. Las restricciones han propulsado el consumo online a niveles estratosféricos, y una banca que recién salía de la crisis del 2008 se vuelve a ver afectada por la crisis que viene. Por ello, las alternativas financieras están en mayor auge que nunca.

Tampoco hay que dejar de echarle el ojo a las criptomonedas. La tecnología Blockchain, que tuvo una explosión especulativa hace unos pocos años, parecía muerta tras estallar su burbuja de especulación, pero cada día parece recuperarse mejor.

¿Qué nos deparará el futuro económicamente? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que la economía y las finanzas, tal y como las conocemos, no serán nunca las mismas.

Preguntas y Respuestas

¿Qué es una empresa Fintech?

Es una empresa tecnológica cuyo ámbito de negocio está relacionada con las finanzas y el mundo financiero.

¿Qué hace una empresa Fintech?

Cualquier empresa que aplique nuevas tecnologías en un ámbito relacionado a los servicios financieros es una Fintech. Por ello, este tipo de empresas van desde aplicaciones para controlar el gasto personal, a empresas que gestionan los ingresos de una empresa de manera online.

¿Cómo ópera una Fintech?

Generalmente, la mayoría de empresas Fintech operan de manera online y deslocalizada, abaratando costes y aplicando tecnología en lugar de infrastructuras.

¿Qué tipos de Fintech existen?

Cualquier empresa que aplique nuevas tecnologías a las finanzas se considera una Fintech. Por ello, hay tantos tipos como ideas, aunque las más comunes son las Insurtech, Crowdlending, Financieras Online y Plataformas de Pago.