Cómo solicitar una vivienda social

guía vivienda social
Guía para optar a una vivienda social

La vivienda es uno de los principales quebraderos de cabeza para los Españoles. Tras una crisis que ha mermado la compra y unos alquileres que se alzan más que nuestros ingresos, cada vez es más común que nos interesen las opciones de viviendas sociales. ¿Quieres pedir una vivienda social pero no sabes cómo? En Financiar24 te explicamos los requisitos, cómo pedirla y también la definición de alquiler social.

Tabla de Contenidos

¿Qué es el alquiler social?

definición vivienda social
La vivienda social es un instrumento gubernamental para poder ofrecer una alternativa habitacional a colectivos vulnerables.

Actualmente vivimos un un régimen demócrata en lo político, y capitalista en lo económico. Ideologías a parte, las bases del Estado de Bienestar son disponer de una democracia enfocada en lo social, mientras que por otro lado se intenta no cohibir el libre mercado. Esto significa que, cuando el libre mercado se impone, el Estado interviene.

Esto ocurre con el llamado parque inmobiliario. Cuando la mano invisible de los mercados aumenta los precios, la triste realidad es que no se corresponde con el poder adquisitivo del ciudadano. Para no cohibir la libertad de los propietarios de fijar el precio convenido, una de las soluciones el alquiler de vivienda social.

Mediante este sistema, que puede diferir dependiendo de la Ley aprobada en cada legislatura, los rasgos comunes son que el Estado invierte parte de sus arcas en un parque habitacional de vivienda social, para luego poder ofrecer dichas viviendas a colectivos vulnerables sin suficiente capacidad adquisitiva u otras condiciones, como haber sido víctima de violencia de género.

Estas viviendas se suelen ofrecer en alquiler, aunque en ocasiones pueden ser adquiridas tras los 10 años de residencia en la misma. Su precio de alquiler es considerablemente menor al fijado por los mercados, y su uso y disfrute ha de ser exclusivamente como vivienda habitual.

Requisitos para la vivienda social

requisitos para pedir una vivienda social
Cada comunidad pone unos requisitos diferentes, si bien por norma general han de ser como objetivo de ser la vivienda habitual.

Como hemos indicado anteriormente, depende de la ley vigente los requisitos para poder optar a una vivienda social, así como como de la Comunidad Autónoma. Normalmente, la regla de oro es la siguiente: si no puedes permitirte alquilar ningún piso al precio de mercado, seguramente puedas optar a una vivienda social, anteriormente conocidas como viviendas de protección oficial.

No obstante, de manera general, éstos son los requisitos principales:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener nacionalidad Española o permiso de residencia permanente.
  • No poseer ninguna propiedad.
  • Ingresos que no superen por 3 veces el límite del IPREM, 564,90€, por lo que los ingresos totales no han de ser superiores a 1.694,7€. 
  • No tener acceso a ninguna prestación, a excepción de jubilados con deudas hipotecarias superiores a la pensión.
  • Tener hijos menores de edad o ser una familia numerosa o monoparental.
  • Tener una discapacidad de al menos el 30% o que la posea alguien de la unidad familiar.
  • Que el solicitante o algún miembro de la unidad familiar haya sido víctima de violencia de género, trata de blancas o agresión sexual.

No obstante, la regla general es estar en situación de vulnerabilidad habitacional. Si crees que es tu caso, no dudes en solicitarla. –

Vivienda social por comunidades autónomas

vivienda social madrid
Las grandes ciudades, como Barcelona o Madrid, son las que más necesidad tienen de vivienda oficial debido a sus precios desorbitados.

Como hemos indicado, el acceso a la vivienda pública consta de ciertas normas generales que pueden inclinar la balanza a nuestro favor en cualquier territorio de España. Pero en el Estado de las Autonomías, cada Comunidad Autónoma gestiona su propio parque de vivienda social de manera diferente.

Es por ello por lo que siempre deberás acudir directamente a las administraciones responsables de gestionar la vivienda social en tu comunidad autónoma. Sólo ellos tienen la información adecuada y fiable para guiarte en el proceso. Desconfía de guías que no sean las oficiales, ya que las legislaciones cambian constantemente.

Madrid es una de las ciudades con más demanda de vivienda social de España, ya que al ser la capital, los precios de alquiler son elevados. EN este caso, la misma página de la Comunidad de Madrid nos guiará sobre cómo pedir el acceso a la vivienda, ya sea online o de manera presencial.

Mientras tanto, en Barcelona, el organismo público Habitatge es quien se encarga tanto de las concesiones de vivienda pública como cualquier otra gestión relacionada con el alquiler que requiera la atención de las administraciones. Puedes registrarte directamente en su página web para solicitar el acceso a vivienda social.

Preguntas y Respuestas

¿Qué es una vivienda social?

Una vivienda social forma parte de una estrategia social, subvencionada de manera estatal, para poder ofrecer alternativas habitacionales a colectivos vulnerables que no puedan asumir los precios de compra o alquiler del mercado.

¿Quién tiene derecho a una vivienda social?

Aunque dependerá de la comunidad y no hay unas reglas totalmente definidas, para optar a una vivienda social tendremos que formar parte de un colectivo vulnerable que pueda demostrar su incapacidad de asumir los precios del mercado.

¿Cómo acceder a una vivienda social?

Las viviendas sociales están destinadas en un principio al alquiler. No obstante, al ser destinadas a ser nuestra vivienda habitual, podemos optar a su compra. Esto sucederá tras los primeros 10 años en caso de que no hayamos realizado ningún otro trámite con dicha vivienda.

¿Qué requisitos hay para una vivienda social en Madrid?

Aunque dependerá de cada caso, las condiciones generales en la Comunidad de Madrid son: ser menor de 35 o mayor de 65, formar una familia monoparental o numerosa, tener discapacidad, haber sido víctima de violencia de género, trata y/o explotación sexual. No obstante, cualquier razón justificada de vulnerabilidad habitacional será considerada.